Veintidós días de huelga lleva el sindicato de la Fundación Juan XXIII, que agrupa a trabajadores de 8 colegios de las comunas de Tucapel, Bío Bío y Los Ángeles. ¿El motivo? El empleador se niega a dar un reajuste salarial y a cambio sólo ofrece un bono.

El sindicato, que reúne a 479 socios, de alrededor 620 trabajadores de la fundación, está solicitando un reajuste de sueldo base por el período 2017-2020, donde el primer año piden un aumento de 1,5%, el segundo de 2,5% y el tercer año de 3,5%. Pero, señalaron que hasta el momento no han conseguido nada al respecto.

En vez de ello, el empleador les presentó un bono llamado “suplemento autónomo”, el que se pagaría una vez al año y no sería acumulativo. Dicho bono sería de acuerdo a los porcentajes que los trabajadores propusieron en el reajuste, pero variaría por los distintos sueldos, ya que el sindicato agrupa a trabajadores que cumplen distintas funciones dentro de los colegios que están en huelga: auxiliares, profesores, administrativos, secretarias, asistentes de aula y profesores.

La presidenta del sindicato, Fabiola Riquelme comentó que “poseemos el bono por fundación, el que otorga $330 para los docentes y $230 para los no docentes por número de horas. En el año 2013 obtuvimos $700 para profesores y el doble para los no docentes. Estando la empresa más robusta ahora, nos dan menos de la mitad”.

Por ello, el pasado martes 17 se constituyó una mesa, en la cual se llegó a la conclusión de que en total faltan 70 millones de pesos para que la propuesta de los trabajadores sea aceptada. En ese sentido, la presidenta del sindicato añadió que “ellos (empleador) se niegan a dar el reajuste de sueldo base porque es un reajuste de sueldo y ellos quieren prevenir que el día de mañana quisiéramos pedir más”.

A causa de este conflicto, actualmente, hay 6.100 estudiantes sin clases en los 8 colegios que forman parte del sindicato. Además, en palabras de Fabiola, “ahora peligra el año escolar de los cuartos medios”. Sin embargo, cuenta la dirigente, el sindicato ha contado con el apoyo de gran parte de alumnos y apoderados, los que incluso acompañaron una movilización llevada a cabo en el cruce Antuco y en la Av. Las Industrias con Gabriela Mistral en Los Ángeles.

También han recibido apoyo de otros sindicatos, de la comunidad y del municipio, que ha facilitado la entrega de canastas familiares para quienes cumplan con los requisitos económicos.

“Los trabajadores están muy animados, vamos a llegar hasta el punto que sea necesario para poder conseguir un acuerdo justo con nuestro empleador”, concluyó Fabiola Riquelme.

No more articles