Entrevista en el programa Regional y Popular

Claudia Dides, directora de Miles: “La ciudadanía va mucho más adelantada que las propias leyes”

Espacio de actualidad latinoamericano-caribeña de la agencia Pressenza, y emitido por Radio La Ranchada de Córdoba, Argentina, abordó en su última entrega el atraso de la región respecto a la despenalización del aborto. Aquí, el capítulo chileno. Para leer y escuchar.

12 August 18:08
#Chile, #Entrevistas, #Género, #Portada

Regional y Popular, el programa de actualidad latinoamericano-caribeña de la agencia Pressenza, y que se emite por Radio La Ranchada (Córdoba, Argentina), abordó en su última entrega el atraso de la región respecto al tema de la despenalización del aborto.

Con motivo de la aprobación de la nueva Ley de Aborto en 3 causales en Chile, las conductoras Cristina Vergara y Claudia Varas entrevistaron a Claudia Dides Castillo, socióloga, directora de la Corporación por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles), organismo que participó en la redacción del proyecto de ley y desarrolló decenas de campañas, manifestaciones, marchas y reuniones a favor de la iniciativa. Aquí, transcribimos esa entrevista. Al final del texto, además, está disponible el audio de la misma.

VARAS (RyP): Hola Claudia, muchas gracias por el contacto. En una nota tuya que leíamos recién, decías que la Ley del aborto en 3 causales favorece que las mujeres tengan mayor poder sobre sus cuerpos y conciencias. ¿Cómo se traduce este logro en la ley?

DIDES: Efectivamente para nosotros es un hecho histórico porque luego de casi 27 años donde nunca hubo voluntad política desde el poder para tratar este tema en la agenda legislativa, hoy se pudo hacer, básicamente porque hubo un movimiento ciudadano detrás de esto que logró ponerlo en la agenda del actual gobierno. Este es un proceso muy largo, de muchas tensiones, de mucho trabajar para poder volver a conceptualizar en general en la población chilena lo que es el aborto, porque con tantos años de restricción, con tantos años de fundamentalismo y de integrismo por parte de los grupos más conservadores, por parte de la iglesia católica, de la iglesia evangélica, ha sido todo un proceso de cambio cultural.

Nosotros decimos que más allá de la ley -que para nosotros es muy importante porque va a hacer posible que las mujeres puedan acceder a lo menos a estas tres causales-, aquí lo que se produjo es un cambio cultural muy importante en la sociedad chilena. Mientras celebrábamos sabíamos que los grupos conservadores, impulsados por la derecha más recalcitrante en Chile, presentaban este requerimiento al Tribunal Constitucional y ya tenemos noticia de que el 16 y 17 van a ser los alegatos de los ciudadanos, de las ONGs y el 18 se estaría ya votando. No sé si va a salir inmediatamente el fallo pero sí la votación por parte del Tribunal Constitucional. Lamentablemente esta Ley va al Tribunal Constitucional porque hay un tema con la Constitución chilena, del año 80, hecha en plena dictadura militar, donde se reconoce el derecho del que está por nacer y esa es una de las trabas para poder implementar constitucionalmente el proyecto de ley.

Pero sin duda que más allá del proceso legal, a este cambio ya se suman otros como es la aceptación de la diversidad sexual. Próximamente se va a entregar un proyecto de ley de matrimonio igualitario, es decir,hay una serie de cambios sociales en el país que permiten que ahora las mujeres chilenas puedan ejercer sus derechos de manera más autónoma, además de sacar de la clandestinidad a las mujeres que necesitan hacer un aborto, al menos en estas tres causales que es lo que plantea la ley.

VERGARA (RyP): ¿Cuáles han sido los principales impedimentos para su aprobación?

DIDES: Hubo un retraso por parte del gobierno de ponerle la suma urgencia al proyecto de ley. Esto significó que el proyecto estuviera por más de dos años y medio en el parlamento con más de doscientas personas y organizaciones que presentaron su defensa, -tanto a favor como en contra- y se alargó mucho la discusión por falta de voluntad política, a pesar de tener un respaldo tan grande. Eso tiene que ver con situaciones políticas en el país donde el gobierno actual tiene un muy bajo apoyo ciudadano. Aquí estamos moviendo los cimientos de una élite muy conservadora en nuestro país, no así de la ciudadanía, que va mucho más adelantada que las propias leyes.

VERGARA (RyP): Este tema de la interrupción voluntaria del embarazo está fuertemente ligado a los derechos sexuales y reproductivos en general, y en particular al tema de la prevención y la superación de la violencia contra la mujer. ¿Cómo es el panorama en referencia a estos temas en Chile?

DIDES: Mira, nosotros hoy día no contamos con ninguna ley que garantice los derechos sexuales y reproductivos y menos aún que estén en la Constitución. Ahí hay un debe por parte del parlamento y por parte de los gobiernos, porque en general Chile ha firmado bastantes convenios, ha hecho parte de las conferencias internacionales, sin embargo si no tenemos una ley que respete los derechos sexuales y reproductivos nos vamos a ir encontrando con muchos déficit y ausencias de normativas, eso es lo primero.

Lo segundo, tiene que ver efectivamente con la violencia de género. Lo que se ha ejercido en Chile es una tortura contra las mujeres que son obligadas a permanecer con un embarazo no deseado o a mantener un embarazo que tiene una inviabilidad fetal o que pone en riesgo su vida. Muchas veces se llega a las últimas semanas para ahí hacer una interrupción, ni siquiera una interrupción, una inducción del parto muchas veces, entonces efectivamente lo que se ha ejercido es una violencia por parte del Estado contra las mujeres chilenas y por eso es que Chile tiene que dejar de ser parte de estos siete países que penalizan y criminalizan el aborto.

En general hoy no tenemos mujeres presas en Chile pero sí son criminalizadas y pasan durante por lo menos un año esperando cuál será su condena, que puede ser de distinta naturaleza, desde ir a hacer una terapia psicológica hasta firmas. Eso es violencia de género, eso significa que se maltrata a las mujeres chilenas y que no se las deje finalmente decidir a partir de su propio proyecto de vida. Acá recién en el año ‘49 tuvimos las mujeres derecho al voto y tuvimos siempre desde el año ‘31 la posibilidad de un aborto terapéutico, y hoy en día estamos buscando nuevamente volver a tener la posibilidad de elegir en algo tan básico, como es por ejemplo si una mujer es violada y que pueda decidir si quiere seguir con ese embarazo o no.

Hay otro tema que tiene que ver con la violencia presente en todos los alegatos y las presentaciones de la derecha y los sectores más conservadores que siempre pusieron en duda la palabra de la mujer. A mí me parece que es una cuestión que atraviesa todo tipo de defensa y de promoción de los derechos humanos, cada vez que se nos pone en duda. Se dijeron frases horribles, algunos diputados de derecha dijeron que había violaciones que no eran tan violentas, que había violaciones que eran normales. Con ese tipo de discursos lo que se está viendo es que hay una forma de mirar a las mujeres que tiene que ver con un patriarcado muy clásico en nuestra América Latina, que es esta idea de que las mujeres estamos para reproducir la sociedad, a pesar de todo lo que nos pueda pasar siempre ese es nuestro rol.

Yo creo que lo que se está cuestionando con esto justamente es eso, es la capacidad de las mujeres de poder decidir libremente. Eso le duele mucho al conservadurismo chileno, esta es una sociedad muy hipócrita que tiene un doble discurso. Los abortos se hacen en clínicas privadas cuando tienes plata y de forma clandestina cuando no tienes, poniendo en riesgo la salud y la vida de las mujeres.

VARAS (RyP): Estabas mencionando justamente algunas de las violencias que sufrimos las mujeres y hacías referencia al rol que se le atribuye a las mujeres, primando el rol reproductivo. Estoy viendo una infografía que dice que el aborto en Chile ocupa el tercer lugar del total de defunciones y mortalidad en el embarazo, parto y puerperio, y es impresionante la cuestión de los procesos y las condenas por aborto.

DIDES: Chile tiene la mortalidad materna más baja de América Latina, junto con Costa Rica y Cuba. Sin embargo nosotros tenemos 50 muertes maternas al año y eso para otros países es poco pero para nosotros es mucho puesto que en los últimos diez o quince años ese número no ha bajado, y de ese número la tercera causal es por aborto. Aunque digan que son pocas las mujeres que mueren, basta que tan sólo una mujer muera para que necesitemos una ley. Hay 33 mil egresos hospitalarios al año por aborto, por aborto espontáneo, abortos que llegan de manera incompleta y cuando llegan de manera incompleta o inducida a los hospitales, ahí es cuando muchos profesionales de la salud las denuncian y luego hay un lapso de más o menos un año, que es lo que demora un proceso judicial en determinar cuál es la condena.

Hemos logrado en estos últimos años que haya menos denuncias por parte de los profesionales de la salud y eso significa entonces que las mujeres están un poquito más resguardadas. Hemos acompañado a varias mujeres en los procesos judiciales y ver ese proceso de un año sin saber lo que te va a pasar y esta idea de que vas a ir presa, yo creo que es una de las torturas más tremendas que pueda haber en el ámbito del aborto, porque finalmente estás un año sin poder seguir con tu proyecto de vida. Eso ha sido muy duro para muchas mujeres, y por eso entonces nosotros lo que decimos es que al menos en estas tres causales no se va a criminalizar.

VARAS (RyP): Lo que me llamaba la atención eran justamente estos números: entre el 2010 y el 2014 hay 271 procesos por aborto y entre 2010 y 2015 las condenas por aborto han sido 85, son números muy altos, ahora esta batalla cultural que se viene dando está favoreciendo sin duda a que esto disminuya.

DIDES:- Sí, ahora nos falta la batalla legal y esperamos que se acabe en la próxima semana o en dos semanas más, esperamos que el 18 de agosto, a pesar de la presión de los grupos conservadores. Lo peor de todo esto es que es un Tribunal Constitucional donde la mayoría son hombres, son 8 hombres y 2 mujeres, 8 ministros, 2 ministras, pero además un Tribunal Constitucional que está nombrado a dedo y por lo tanto no es democrático. Entonces eso también nos debilita porque nuevamente nos vemos frente a todo lo que fue el proceso de Constitución del 80 que dejó maniatados los procesos más democráticos. En este caso esperamos que el tribunal sea capaz de poder fallar a favor de los derechos humanos de las mujeres y dejar de ser uno de los siete países del mundo que penalizan. Yo creo que están llamados por la ciudadanía a votar por las mujeres chilenas.

VERGARA (RyP) Te agradecemos mucho Claudia, clarísimos tus conceptos y para cerrar: ¿Qué mensaje quisieras enviar a aquellas mujeres que aún no están convencidas de que ésta es realmente una lucha por la vida?

DIDES: Nosotros siempre hemos dicho que las leyes deben ser leyes que garanticen a las mujeres poder ejercer sus derechos, en este caso los derechos reproductivos y que nunca un Estado puede obligar a nadie a hacer nada. Creo que el mensaje para las mujeres es decir que miren su propia historia, que miren la historia de sus abuelas, la historia de su vecina, la historia de su familia y que lo más probable es que siempre ha habido una mujer que ha abortado por distintas circunstancias y entonces ahí es cuando uno se tiene que poner en el papel y en el lugar de la otra y entender esa situación. Yo creo que el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos es un ejercicio libertario muy importante en pleno siglo XXI y que tenemos que fomentarlo. Finalmente todo esto es para que las mujeres sean más felices, para que puedan desarrollarse plenamente, y yo creo que eso es lo más importante, buscar la justicia, la autonomía, la felicidad, eso es lo más relevante de todo esto y que nadie se sienta culpable por una acción que finalmente no tiene nada de culpabilidad, es una acción humana abortar en alguna de estas circunstancias o también en circunstancias en que la mujer decida. Es una acción libre, de libertad humana, de autonomía profunda.

Escucha el programa en Pressenza 

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.