Historia Secreta de Chile 3 (2017), el libro que culmina la trilogía que ha hecho de Jorge Baradit un personaje mediático, se convirtió rápidamente en un éxito de de ventas. Con la aparición de los primeros dos tomos, superó los doscientos mil ejemplares en dos años. El autor de Synco (2008), Policía del Karma (2011) y La Guerra Interior(2017), nació y creció en Valparaíso, entre el Cerro Florida y el Bellavista. Frecuentó en su juventud el Cine Imperio, donde se proyectaban películas de corrido, megaproducciones de Hollywood que hoy vuelven a las grandes salas como clásicos consolidados. Asistió a la Escuela República de Alemania ubicada en la Avenida Argentina, y formó la banda de punk Trato Bestial, con la que lanzó en 1991 su único disco “A tiempo, fin de milenio!”. Estudió Diseño Gráfico y debutó en el mundo literario el 2005 con “Ygdrasil”, una novela corta de ciencia ficción sobre espionaje cibernético.

Convocado por el VII Festival Puerto de Ideas, el autor nacional vuelve a la “joya del Pacífico” el sábado 11 de noviembre. “Plumas Fantásticas” es el título del panel que lo reunirá con los escritores Nona Fernández y Edmundo Paz Soldán, voces literarias que trazan un interesante mapa narrativo desde el sur de Latinoamérica.

La instancia, que será moderada por el periodista español Manuel Fuentes, pretende curiosear en la historia, la política, el horror y la memoria, temáticas que alimentan sus proyectos escriturales, donde el género de la literatura fantástica se asoma como protagonista. El evento será en el Parque Cultural de Valparaíso y las entradas ya están a la venta a un costo de 2 mil pesos.

Baradit, un twittero bastante activo, escribe con el objetivo de poner en el gran público un discurso que no ha tenido su espacio en los programas educativos: la idea de -la pequeña historia- y -la historia social-, “puntos de vista diferentes para justamente decir que en la historia existen puntos de vista disímiles y que no deberíamos extrañarnos de ello”. Y ése es el discurso que mantuvo al conducir Chile Secreto, el programa de 12 capítulos transmitido por Chilevisión.

Su gusto por la literatura comenzó con los cuentos de los hermanos Grimm, de Asimov, con novelas de Julio Verne, libros de Ogú y Mampato, y todo lo que le caía encima. “Tuve un acercamiento promiscuo a la literatura, desordenado, sin guía ni criterio, podía estar leyendo cuentos rusos o poesía simbolista o novelas de James Bond. Por supuesto no entendía nada y lo único que acumulaba era confusión. Maravillosa confusión”.

Jorge, ¿cómo ves a Valparaíso con Sharp en la alcaldía? ¿Cuál es la situación actual de la ciudad que te vio crecer?

“La situación de Valparaíso no es nueva. No viene del saqueo y el ultraje de las últimas alcaldías. Valparaíso fue puerto y vida nocturna que muere tras el golpe de 1973, el toque de queda, el traslado de la administración a Santiago. Pero también fueron las nuevas carreteras, los nuevos vehículos y las telecomunicaciones, unido a la cercanía con Santiago, las que volvieron innecesaria la presencia de cierta fuerza comercial e industrial en Valparaíso, desmantelando lenta pero persistentemente su estructura productiva. El -renacer- de Valparaíso a partir de los ‘90 es un espejismo que alcanza para un reducido mercado turístico concentrado en dos o tres cerros que son fotografiados y distribuidos hasta la náusea. El bed and breakfast, el hotel boutique y la schopería errazurista son un ghetto comercial en un mar de abandono. Sharp recibió un paciente en coma. Su administración no brillará por sus éxitos, sino por su saneamiento, cuestión que, dada la inmadurez política de nuestro pueblo, no será visto con buenos ojos. El riesgo de que la gente no perciba la labor de salvataje urgente y en su impaciencia le vuelva a entregar el agónico a los vampiros que esperan es alto”.

Para Puerto de Ideas visitas Valparaíso y te congregas con Edmundo Paz Soldán y Nona Fernández, ¿qué rescatas de cada autor?

“De Edmundo su capacidad de construir mundos. De la Nona su diversificación. Ella es capaz de escribir novelas, pequeños opúsculos dementes, guiones de telenovelas, obras de teatro, y hacerlo todo bien. Creo que es el narrador (sic) más importante de nuestro país”.

Baradit se considera introvertido, y para elaborar sus libros de no ficción se vio fuertemente influenciado por bandas como Nine Inch Nails, Dead Kennedys, y el noise. “Ruidos de onda corta, estática y acoples. La idea de luchar en un mar de ruido”.

¿Qué recomendaciones metódicas puedes darle a una nueva generación de escritores y escritoras?

“Primero que lean y no paren de leer. Ojalá libros fuera de los gustos adquiridos. Que amplíen y no reduzcan el horizonte. Luego que anoten todo, las ideas que te parezcan lógicas tanto como las que no; que se entienda que la mente está en permanente estado expresivo, que la escritura tiene que ver más con ese nivel medio inconsciente de tu estado mental que con las ideas que puedas elaborar a partir de nada. Para mi la escritura tiene que ver con un diálogo con ese yo que no conozco y que me habla y me escupe imágenes desde mi interior, que con la producción ordenada y consciente de un discurso elaborado. Escribo administrando la materia que me es entregada desde mi inconsciente, soy el jinete amable de un caballo que sabe dónde va”.

¿Por quién votarás en las próximas elecciones presidenciales?

“Voto Beatriz Sánchez y en segunda vuelta a cualquiera que vaya contra Piñera. Voto por la continuidad del proceso de reformas (buenas, malas o aún insuficientes) y en contra de la continuidad de una visión, individualista y mercantil en la administración del Estado. Que finalmente es en lo que hemos estado en los últimos años”.

Entrevista publicada en El Martutino

No more articles