Pedro Pablo Kuczynski, presidente del Perú

 

A un año de haber asumido el cargo, el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski ha visto resentida su popularidad, bajando del 50% de apoyo, ya que las propuestas de campaña no se han visto concretadas durante su administración, la que se ha visto afectada por un crecimiento cercano al 3% y un alto nivel de desempleo.

Junto con eso, se le critica a Kuczynski su incapacidad en la conducción política del gobierno con la que no ha podido controlar la presión que impone el fujimorismo desde el Congreso, donde es mayoría. Además, la vinculación de los ex presidentes Alejandro Toledo y Ollanta Humala con las acciones ilegales de Odebrecht han crispado aún más el clima en el país vecino.

En conversación El Ciudadano, el periodista del medio electrónico LaMula.pe, Víctor Liza, señala que “El Presidente cree mucho en la inversión privada como un motor que va a permitir que la economía se dinamice y que traerá trabajo, sin embargo este año no ha logrado mucho”.

Al ser consultado respecto de la actuación del Frente Amplio, que bajo el liderazgo de Veronika Mendoza logró una expectante votación en las presidenciales y 20 diputados en la parlamentarias, Liza expresa que “hay una desilusión, aunque se confía que Mendoza pueda ser candidata en el 2021”.

¿Cómo se puede evaluar el primer año de PPK en el poder? 

En primer lugar, se acusa una debilidad política ya que no ha demostrado un liderazgo para encarar una serie de problemas que heredó del quinquenio de Ollanta Humala y también con situaciones que se dieron posteriormente. El único momento de alza en su popularidad fue para el momento de los temporales causados por el fenómeno del niño. Fuera de eso, ha tenido permanentes choques con la bancada fujimorista, que tiene mayoría en el Congreso, y no ha sabido enfrentarlos. En segundo lugar, hay problemas con la economía, ya que aumentó el desempleo y en comparación con años anteriores sólo se está creciendo un 2 o 3 por ciento.

El proyecto de Kuczynski se alinea con el viraje a la derecha en Suramérica ¿Ha podido cumplir con lo prometido en la campaña presidencial?

En su mensaje inaugural él hablaba de cifras económicas similares a lo que hacía Macri o Santos. Pero hasta ahora su foco ha estado en materias de salud o acceso al agua, que son necesidades importantes de la ciudadanía en Perú. En este año no ha logrado subsanar ese tipo de déficit que hay. Ahora, el caso Lava Jato, donde se encuentran involucradas muchas empresas que habían invertido en obras de infraestructura y empresas peruanas muy conocidas, ha sido argumento para explicar el frenazo económico. El presidente cree mucho en la inversión privada como un motor que va a permitir que la economía se dinamice y que traerá trabajo, sin embargo este año no ha logrado mucho.

En la investigación de Odebrecht se ven involucrados los presidente Humala y Toledo ¿Cómo ha afectado este caso a la escena política peruana? 

Se está hablando mucho de este tema y hay ex presidentes con la soga al cuello por este tema. Recordemos que Alejandro Toledo fue denunciado de recibir un soborno de Odebrecht para entregar un tramo de la construcción de la carretera interoceánica que conecta al Perú con Brasil; también se habla de Ollanta Humala, no por recibir un soborno, sino que por ser destinatario de aportes de campaña el año 2011, lo que en el país no es ilícito siempre que esté registrado, lo que es negado por Humala. Hay que señalar que todos los gobiernos del último tiempo se han vinculado con Odebrecht, tanto en el de Toledo o como el de Humala, pero cabe preguntarse por qué el ex presidente Alán García no ha sido denunciado o medido con la misma vara. Esto es una tema para la ciudadanía, analistas y académicos que plantean una diferenciación en el trato.

Víctor Liza, periodista LaMula.pe

Tras irrumpir el año pasado con Veronika Mendoza a la cabeza ¿Cuál es el estado actual del Frente Amplio? 

La irrupción de Mendoza fue auspiciosa el año pasado, recordemos que ella fue parlamentaria en el período anterior por la Alianza Progresista. Para postularse a la presidencia tuvo que aliarse con el partido de izquierda Tierra y Libertad, el que tiene su foco en en temas de ecología, medioambiente y un constante cuestionamiento al modelo económico. Si bien los resultados electorales fueron buenos, se lograron 20 diputados, la bancada del Frente Amplio se dividió, lo que ha generado desazón en el electorado de izquierda considerando que hoy el Perú está gobernado por una derecha débil y el fujimorismo, que también es de derecha. Por ahí hay una desilusión, aunque se confía que Mendoza pueda ser candidata en el 2021.

¿Se desinfló el Frente Amplio?

Sí, en el sentido que al romperse genera desazón en el votante y que los parlamentarios que se alinearon con Verónika Mendoza no pueden conformar una bancada en el Congreso. Esto les ha permitido participar en comisiones de trabajo y mover la maquinaria electoral. Su postulación en cuatro años más depende de su rendimiento en este período.

¿En que estado se encuentra el fujimorismo actualmente? 

El fujimorismo en la última elección estuvo a punto de ganar, se mantiene muy fuerte y Keiko Fujimori sigue con una alta popularidad. A pesar de que el antifujimorismo es muy alto, Keiko se encuentra entre las tres candidaturas más valoradas. A ella hay que sumar la figura de su hermano menor, Kenji, quien junto con convertirse en una figura política ha asumido el protagonismo en la demanda por liberar a su padre, Alberto, pasando a ser un verdadero defensor del fujimorismo.

Puedes ver la entrevista completa aquí:

No more articles