“Si ahora sacara ‘Esa chica es mía’ me lloverían palos por todos los lados”, dice Sergio Dalma, que cree que hay que ser “más permisivos” con la letra de canciones como las que componen sus álbumes de clásicos italianos, una trilogía que se “cierra” mañana con el lanzamiento de “Vía Dalma III”.

Dalma (1964) asegura en una entrevista con Efe que no entiende que la sociedad “mire todo con lupa” o que “critiquen” canciones de otra época por no representar el concepto actual del amor.

“Estoy seguro de que si ahora sacara ‘Esa chica es mía’ -‘esa chica es mía/ está loca por mí pero aún no se fía’- me lloverían palos por todos los lados o cuando yo interpretaba muchas canciones de Vía Dalma como ‘El jardín prohibido’, pero no sé, creo que tenemos que ser un poco más permisivos. Si a ti no te gusta, no lo escuches”, concluye.

Ahora no se siente “encasillado”, pero hubo un momento, cuando sacó el famoso “Bailar pegados”, en el que sentía que “no había forma de salir de ahí”.

Lo que tiene muy claro es que ya “no le importan nada” las etiquetas y quiere seguir cantándole al amor, así que no se plantea hacer, por ejemplo, canciones “protesta” o “reivindicativas” porque quiere quedarse “con lo positivo”.

Con la tercera entrega de “Vía Dalma”, la reinterpretación de clásicos italianos que tantas alegrías le ha dado en sus dos anteriores entregas, el cantante cree que sella la trilogía “de una forma muy elegante”.

Lo hace con canciones italianas “aún más populares”, como “Volare” o “Será porque te amo” que han supuesto para él “un reto aún mayor”, después de que lanzara su último trabajo con material inédito en 2015.

“No me hubiera imaginado que fuese a pasar esto porque cuando saqué el primer ‘Vía Dalma’ ya era un poco reacio a esa segunda parte, pero al final el público es el que tiene la última palabra”, subraya.

Entre las doce canciones que forman parte del nuevo repertorio de clásicos italianos, hay autores como Lucio Dalla, Domenico Modugno, Gianni Bella, Ricchi e Poveri, Drupi, o Nicola di Bari, a los que se ha querido acercar “con respeto”.

“Se trataba de hacer lo que he intentado siempre con todos los ‘Vía Dalma’, que ni mucho menos fuera un karaoke o ‘covers’, sino que la gente dijera “‘ostras, es Dalma'”, subraya.

La idea era elegir esas canciones populares que fueron cantadas en castellano por el intérprete original cuando salía del festival de San Remo. Algunas, tan conocidas y versionadas como “Solo tú”, “Volare”, o “Será porque te amo”.

La única excepción es la “Mía” de Toto Cutugno “Mía”, que se interpreta en español por primera vez y forma parte de su álbum porque, después de escucharla en la película “Non ti muovere” -protagonizada por Penélope Cruz- le “encantó”.

Lo más importante para él es que los préstamos “suenen a Dalma” y nunca perder su identidad” y su “carácter”, como si fueran “trajes a medida”

El próximo año será el de la gira de Vía Dalma III y en 2019, cuando se cumplen treinta años de Sergio Dalma, habrá un tour “especial”.

“Aún no lo hemos pensado, pero será en otro formato, quizá en sitios más íntimos. Y luego entiendo que tengo que hacer otro proyecto, pero no tengo ni idea de lo que será”, precisa el cantante, al que le apetece y le gustaría “arriesgar”, dentro “de una lógica y una coherencia con su estilo”.

No more articles