La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió una resolución en la que exige al Gobierno argentino que devuelva a la lideresa Milagro Sala a la condición de arresto domiciliario.

Se trata de una medida provisional, a la que la CIDH acude en casos de “extrema gravedad y urgencia”, tal como señala el diario trasandino La Prensa.

Luego de 34 considerandos, el texto de la resolución, firmada el jueves pasado pero difundida este lunes 27 de noviembre, ordena al Estado de Argentina que “adopte, de manera inmediata, las medidas de protección que sean necesarias y efectivas para garantizar la vida, integridad personal y salud de la señora Milagro Sala”.

El Estado “debe sustituir la prisión preventiva de la señora Sala por la medida alternativa de arresto domiciliario”, o “por cualquier otra medida alternativa a la prisión preventiva que sea menos restrictiva de sus derechos que el arresto domiciliario”.

El gobierno de Macri tendrá que informar cada tres meses sobre el caso

Milagro Sala, reconocida dirigente originaria argentina y diputada electa al Parlamento del MERCOSUR (Parlasur), fue detenida en enero del 2016 por protestar frente a la Gobernación de la provincia de Jujuy, al noroeste de ese país.

En agosto pasado, Sala consiguió que le fuera acordada una medida de arresto domiciliario, pero un mes más tarde la Corte de Apelaciones de Argentina la devolvió a una cárcel común. El pasado octubre la diputada denunció ser víctima de un hostigamiento continuo por parte de las fuerzas de seguridad en la prisión.

Frente a estos hechos, la CIDH exige al Estado de Argentina que presente, “a más tardar el 15 de diciembre de 2017,un informe completo y detallado sobre lo dispuesto”, luego de lo cual tendrá que “continuar informando” cada tres meses sobre este caso y las medidas provisionales adoptadas.

No more articles