Es el primer ministro israelí activo que visita el continente

Benjamín Netanyahu, involucrado en acusaciones de corrupción y fraude, inicia visita a Latinoamérica

La presidenta de la Federación de Entidades Argentino-Palestinas, Tilda Rabi, dijo que Netanyahu es fundamentalmente "un criminal, producto de un ideario colonizador", por lo que junto a otras organizaciones convocaron a una marcha en repudio a su visita, para este 12 de septiembre.

10 September 11:09
#Justicia y DD.HH, #Latinoamerica, #Portada

Benjamín Netanyahu es el primer ministro israelí activo que visita Latinoamérica. Sin embargo, junto con este factor histórico de su gira por Argentina, Colombia y México, está el hecho de que la visita se realiza cuando recaen sobre él y su círculo de colaboradores más cercano, varias sospechas de irregularidades financieras, fraude y tratos de favor.

“Un viaje así es importante para la región porque las relaciones entre América Latina e Israel son fundamentales desde la partición de Palestina en 1947”, dijo a Efe el doctor Raanan Rein, profesor de historia española y latinoamericana en la Universidad de Tel Aviv. “La pena es que, cuando finalmente se produce, el primer ministro que visita es justo uno que está enredado en corrupción y fraude y cuyo futuro político no está nada claro,” indicó Rein.

Los analistas coinciden en señalar en los medios locales que este viaje (del 11 al 15 de septiembre) es más una escapada de Netanyahu de la incómoda situación que está viviendo en Israel, con cuatro casos en los tribunales en los que es sospechoso, que una verdadera visita de trabajo. Sin embargo, este domingo, el mandatario israelí abrió su reunión de gabinete diciendo: “Esta visita fortalecerá nuestros lazos económicos, de seguridad y tecnológicos con América Latina y constituye la continuación del fortalecimiento de la posición internacional de Israel”.

“El viaje es parte de la maniobra diplomática de Netanyahu, quien se enfrenta a grandes problemas de legitimidad, tanto en la ONU, como en casa y con los palestinos, y por eso este viaje, para decir ‘business as usual’ (la normalidad continúa)”, declaró a Efe el profesor Arie Kacowicz, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El objetivo del viaje del mandatario israelí es principalmente político, según los expertos consultados: “Netanyahu lleva tiempo intentando demostrar, dentro y fuera del país, que la ocupación y la construcción de asentamientos no perjudican la postura internacional israelí y, por eso, su énfasis en desarrollar relaciones con países asiáticos, africanos y latinoamericanos”, sostuvo Rein.

Sin embargo también hay un componente económico en la visita. El presidente de la Cámara de Comercio Israel-América Latina, Roberto Spindel, informó a Efe de que “la comunidad de negocios en Israel lleva dos años presionando para que se produzca este viaje. Hay muchísimos empresarios israelíes invirtiendo en Latinoamérica, tan sólo en México hay alrededor de 160 compañías israelíes establecidas”.

Por eso, Netanyahu viaja acompañado por una delegación de 30 personas de negocios relacionadas con la agricultura, el agua, las comunicaciones y el energía. Su primera parada será en Buenos Aires, donde se encontrará con el presidente argentino, Mauricio Macri, y se firmarán acuerdos sobre seguridad pública, aduanas y seguridad social y uno sobre un archivo del Holocausto. Además, deberá enfrentar una protesta en su contra, convocada por el Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino y otras organizaciones sociales y de derechos humanos del país, quienes realizarán una marcha el próximo 12 de septiembre, en repudio a su visita.

En una rueda de prensa en la sede de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) en Buenos Aires, entidades como la emblemática Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, el Centro de Militares Para la Democracia Argentina (Cemida), o la Liga Argentina por los Derechos del Hombre mostraron su apoyo a la convocatoria y aprovecharon para expresar su solidaridad con el pueblo palestino.

Según afirmó la presidenta de la Federación de Entidades Argentino-Palestinas, Tilda Rabi, en declaraciones a Efe tras la rueda de prensa, Netanyahu “es fundamentalmente un criminal, producto de un ideario colonizador que tiene que ver con el sionismo y que ha raptado también al judaísmo”. A su juicio, la visita del primer ministro a la capital argentina, que se desarrollará entre el 11 y el 13 de septiembre, “es muy triste” porque refleja lo que se ha “retrocedido” en materia de derechos humanos en el país tras la llegada de Mauricio Macri al poder, en diciembre de 2015.

En ese sentido, hay especial alarma en los movimientos sociales argentinos por la visita, junto a Netanyahu, de varios empresarios israelíes vinculados al negocio de armas: “Este Gobierno tiene la intención concreta de seguir reprimiendo, y esto se refleja con la llegada de empresarios israelíes al país con los que ya están concretando la compra de armas, y que ahora ofrecerán mucha más tecnología para la represión”, denunció Rabi.

Durante el acto, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, condenó también este viaje y las “persecuciones de pueblos” en todo el mundo y recordó, como todos los allí presentes, el reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, visto por última vez el pasado 1 de agosto durante una protesta mapuche que fue reprimida por la Gendarmería.

Por todo ello, las organizaciones convocaron a marchar el próximo martes -día que Netanyahu se reunirá con Macri-, hacia la embajada de Israel en Buenos Aires, donde se leerá un documento de repudio y se protestará por todos los ataques a los derechos humanos que, denuncian, se están cometiendo en Argentina.

En Buenos Aires, Netanyahu también se encontrará con el mandatario paraguayo, Horacio Cartes, “un presidente que ha apoyado a Israel y a este primer ministro en particular”, indicó Roberto Spindel. Posteriormente, Netanyahu viajará a Bogotá donde se reunirá con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y firmarán acuerdos de cooperación científica y turística. “La visita a Colombia es de compromiso, algo prometido hace tiempo solo para reforzar las ya fluidas relaciones estratégicas entre ambos países que cooperan en varias materias”, señaló el profesor Kacowicz.

La última parada será la capital de México, donde se reunirá con el presidente del país, Enrique Peña Nieto, y se rubricarán acuerdos sobre investigación espacial, aviación, comunicaciones y educación. “La visita a México promete ser interesante”, consideró el profesor Kackowiz, quien añadió que “hace unos meses Netanyahu creó una crisis con ese país por haber escrito un tuit que parecía respaldar la idea de (el presidente de EE.UU. Donald) Trump de construir un muro entre México y Estados Unidos, causándole animadversión incluso en la comunidad judía mexicana, que lo criticó mucho”.

Tras el viaje relámpago por tres países latinoamericanos y la reunión con cuatro presidentes, Netanyahu irá a Nueva York para dar un discurso en Asamblea General de Naciones Unidas el 19 de septiembre. O sea, “es en realidad un viaje a la ONU que, de paso, lo lleva unas horas a Latinoamérica”, concluyó Spindel.

EFE
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.