Organizaciones feministas preparan protestas en Brasil después de que una comisión especial en la Cámara de Diputados aprobara el miércoles, por 18 votos y uno en contra, un proyecto de ley que prohibiría el aborto en todos los casos.

“Dieciocho hombres no pueden decidir por la vida de las mujeres, el aborto en caso de violación no puede ser un delito”, dijo este jueves a través de Facebook el Frente contra la Criminalización de las Mujeres y por la Legalización del aborto, que convocó manifestaciones en todo Brasil para la próxima semana.

El texto aprobado en la comisión de la Cámara establece que la vida comienza en la concepción, restringiendo por tanto el aborto en los tres casos considerados hoy legales: cuando existe riesgo para la vida de la madre, si el embarazo se produce por una violación y en caso de anencefalia (malformación del cerebro y la bóveda craneal) del feto.

Los colectivos feministas critican que el proyecto se incluyera de forma disimulada dentro de una propuesta que pretende ampliar el permiso de maternidad para las madres de niños prematuros.

Por ello, la Propuesta de Enmienda a la Constitución 181 es conocida entre el movimiento feminista como “caballo de Troya”.

A pesar de que el texto salió adelante en esa comisión, aún tiene un largo recorrido dentro del Congreso Nacional, ya que para que entre en vigor se necesita una amplia mayoría de votos en el plenario de la Cámara de Diputados y en el Senado, donde debería votarse en dos turnos.

El borrador que podría prohibir el aborto en cualquiera de los supuestos fue impulsado por un grupo de diputados de diferentes partidos pertenecientes a la llamada “bancada evangélica”, de cuño religioso y conservador.

No more articles