“Por la opresión de las lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros y comunidades de doble espíritu, nos disculpamos”. De esta forma, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, presentó excusas a nombre del Estado canadiense a las personas LGBT, discriminadas por décadas en razón de su orientación sexual. 

“En nombre del Gobierno, del Parlamento y de la gente de Canadá: Estábamos equivocados. Lo sentimos. Y nunca permitiremos que esto vuelva a pasar”, agregó Trudeau.

Además, el gobierno de Canadá destinará más de US$ 78 millones para resolver una demanda colectiva, presentada por miles de ciudadanos que sufrieron la pérdida de su empleo a causa de la discriminación.

Entre las décadas del cincuenta y noventa, miles de personas fueron acosadas o despedidas del servicio público, bajo el argumento que apuntaba a una “sexualidad anormal”.

Como si fuera poco, las personas LGBT eran perseguidas porque las autoridades estatales canadienses creían que eran susceptibles a chantajes de los soviéticos en época de la Guerra Fría.

No more articles