Dos de los hermanos Trangol Galindo, Benito y Pablo, habían retomado la huelga de hambre denunciando el incumplimiento del Gobierno en cuanto a sus compromisos en el denominado Caso Iglesia; mientras que Ariel había mantenido el ayuno por 151 días. Sin embargo, en las últimas horas sus familiares confirmaron el fin de esta forma de protesta.

Robinson Trangol, hermano y vocero de los comuneros que han pasado más de un año en prisión preventiva, aclaró que Ariel entrará en ayuno nuevamente si no se cambia la medida cautelar. Además contó que su hermano “dijo que era por sus dos hijos, que no los ha visto crecer e igual están enfermos. El año pasado, mi papá falleció y tampoco pudieron estar presentes en el funeral”.

En tanto, Margarita Matamala, esposa de Ariel, precisó que “bajó la huelga a cambio que se cambie la medida cautelar dentro de esta semana. Si no se cumple, él se va a tirar a huelga seca, porque es mucho lo que el ha soportado estando preso por más un año cinco meses, separado de sus hijos. Él ya no aguanta mas y ya no tiene ganas de vivir”.

Por otro lado, la familia Trangol Galindo convocó a una marcha para el próximo 13 de noviembre a las 9 de la mañana. La manifestación tiene su punto de inicio en la plaza del hospital de Temuco y se desplazará hasta los Tribunales de Garantía.

“Hago un llamado a la gente, mapuche y no mapuche, que apoyen una marcha, que acerquen, que ayuden a mi hijo, que simpaticen las causas. Por favor, le ruego a toda la gente que ayude a mi hijo”, afirmó Marta Galindo, madre de los hermanos Trangol.

No more articles