Dueña del predio denunció la situación

Caso Iglesia: Pastor arrendó terreno donde se construyó el templo incendiado por 198 años, a sólo 200 mil pesos


6 días atrás 16:11
#Chile, #Justicia y DD.HH, #Mapuche, #Pueblos, #Regiones

La dueña del predio en donde se levantó la denominada “Iglesia del Señor”, incendiada en junio de 2016 en un atentado por el cual están siendo imputados cuatro comuneros mapuche en Temuco, denunció que el terreno le fue arrendado al pastor en $ 200 mil por un periodo de 198 años, situación insólita que ella no pudo evidenciar debido a que es analfabeta.

Según dio a conocer la Radio Universidad de Chile, la dueña del predio donde se emplazaba el templo, Yolanda Melihuén Sandoval (59), arrendó el 29 de julio de 1987 el terreno de su propiedad al pastor Manuel Fuentealba Castillo, en un valor de $ 200.000 (actualmente equivaldría a $ 1.461.867). La suma se pagó en una sola oportunidad, dejando el terreno en manos del pastor evangélico por un periodo de 99 años, prorrogable automáticamente por otro periodo de 99 años.

El contrato también estableció que en caso de fallecimiento de los intervinientes, las condiciones se mantendrían con los herederos y que de llegar a darse fin al contrato, Yolanda Melihuén deberá cancelar el costo de la construcción de cada estructura que se haya levantado en el terreno.

De acuerdo al reporte de la radio de la U. de Chile, la dueña del predio hizo llegar la denuncia al candidato a senador por La Araucanía y werkén del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, a quien le explicó que intentó invalidar el contrato en 2009, pero la Corte de Apelaciones de Temuco rechazó tal acción.

Actualmente, Aucán Huilcamán se encuentra mediando ante el Consejo de Pastores de La Araucanía para que acuerden con el pastor Manuel Fuentealba un acuerdo que permita dar fin a este abusivo contrato de arrendamiento.

“Este es un caso ejemplar de un robo de mi tierra, en donde se utilizó la legalidad para aparentar un contrato de arriendo que se contrapone a cualquier Estado de Derecho. Mi caso es un ejemplo de ilegalidad, abuso en donde participan todas las instituciones del Estado para despojarme de mi tierra y desampararme”, señala la dueña del predio, en una carta que fue escrita -con ayuda- y enviada a Matías Sanhueza, presidente del Consejo de Pastores de La Araucanía.

Asimismo, en la misiva la mujer relata que tras firmar el acuerdo se le negó una copia del contrato, la que después de mucho insistir, se le entregó recién cuatro años después, momento en el cual se enteró, gracias a que alguien le leyó el documento, de que el arriendo no era por 99 años, sino que por el doble de tiempo.

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.