Este 17 de agosto, los hermanos  Ariel, Benito y Pablo Trangol Galindo además de Alfredo Tralcal Coche, cumplieron 72 días de huelga de hambre en la cárcel de Temuco, acusados de la quema del templo “La Iglesia del Señor”, ubicado en el camino a Niágara, en la comuna de Padre Las Casas, región de La Araucanía.

Tras 14 meses recluídos, la salud de los comuneros está complicándose.”El sábado estuvimos con ellos, han perdido más de 16 kilos. Están bajando el ánimo, tienen mucho dolor de cabeza, de espalda, de los huesos. Se cansan hasta de respirar”, informó la esposa de uno de ellos, Silvia Colicheo.

Encarcelados sin pruebas

Tras 14 meses en la cárcel de Temuco -inculpados sólo por la declaración de un testigo sin rostro- la jueza de Garantía Luz Mónica Arancibia cerró el plazo de investigación de la causa el pasado 16 de agosto, luego de llegar a un acuerdo con el Ministerio Público y hacer entrega de unos audios dónde supuestamente se comprobaría la culpabilidad de los comuneros.

Asimismo, la jueza sólo un par de veces ha aceptado modificar la medida cautelar hecha por la defensa de los comuneros para acceder al arresto domiciliario. No obstante, a menos de una semana de liberar a Ariel Trangol, una Sala Especial de la Corte de Apelaciones de Temuco -conformada por los ministros titulares, Luis Troncoso, Aner Padilla y María Elena Llanos -, revocó la medida.

“Los jueces están jugando con los huelguistas. Les dan la posibilidad de salir y los vuelven a entrar nuevamente. Los jueces y fiscales están tomando el juicio como algo personal, no lo están haciendo por su trabajo, que es investigar. Yo lo veo así. No hay profesionalismo”, señaló Silvia Colicheo.

Afortunadamente, desde este 17 de agosto, Pablo Trangol consiguió el arresto domiciliario total y arraigo nacional, manteniendo la medida de fuerza en su hogar.

Tensa espera

Debido a que en la nueva audiencia de cierre no se presentó ningún nuevo antecedente, ahora sólo resta esperar las acciones que el Ministerio Público quiera entablar a través del fiscal de Alta Complejidad de la Araucanía, Luis Torres, para poder iniciar el juicio.

Por ello, familiares de los presos políticos mapuche han llamado a las comunidades y organizaciones de la sociedad civil a apoyar y difundir las acciones que se prevén realizar, como un foro denuncia este sábado 19 (en el hogar Pelumtuwe de Temuco) o la marcha del 24 de agosto, también en Temuco.

“Ellos no quieren privilegios, sólo demostrar su inocencia y evidenciar que los procesos están viciados. Llevan meses detenidos sin pruebas. No queremos regalos ni bonos del gobierno, nada de eso. Las demandas de la huelga de hambre son: juicio justo en un plazo razonable, no a la aplicación de la ley antiterrorista, la no utilización de testigos sin rostros y la revocación de la medida cautelar de prisión preventiva para todos los presos”, afirmó la señora del lonko Tralcal.

No more articles