Hogar Casa de la Providencia en Valparaíso

Estimada abogada Lorenzini, el objeto de esta carta es manifestar nuestro más completo apoyo a todas las acciones, tanto judiciales como extra-judiciales, que sea necesario realizar para evitar el arbitrario e ilegal cierre del Hogar Casa de la Providencia que administra la Fundación Bernarda Morin. En efecto, como le hice explícito en nuestra conversación telefónica, nuestra Corporación ha sido crítica no sólo de las Políticas de Protección de la Infancia que, a través del Sename y el Poder Judicial, implementa el Estado de Chile en el llamado “Sistema Residencial”, sino también de las diversas Instituciones Colaboradoras que desde el mundo privado han aceptado las deplorables condiciones económicas y técnico-profesionales que el Estado ofrece en la licitaciones públicas a las que libremente han accedido postular durante años. ¿Había otro camino posible?¿Era necesario que aquellos privados que, legítimamente o no, querían trabajar con niños, niñas y jóvenes en situación de máxima vulnerabilidad aceptaran concursar a proyectos mal diseñados y peor financiados? Nosotros pensamos que no. Nosotros pensamos que si las condiciones que ofrece el Estado para implementar programas residenciales no cumplen los mínimos estándares técnicos y éticos no se debe concursar. ¿Qué habría ocurrido si todos los privados hubieran tomado este camino? Pensamos que el Estado se habría visto obligado a mejorar su oferta, pero como eso no ocurrió hoy estamos en este escenario; un Estado, acorralado por la creciente presión de ciudadanos que exigen aumentar la inversión pública en un sistema residencial obsoleto que hace noticia casi diariamente en la crónica roja de los medios y que en su desesperación ha optado por la peor de las salidas, cerrar masiva y silenciosamente la mayor cantidad posible de hogares en todo Chile.

Sólo en la V Región se han cerrado seis de los 45 hogares que precariamente funcionaban hasta hace tan sólo dos años atrás en la segunda región de Chile con los peores indicadores de Maltrato Infantil (Explotación Sexual, VIF, etc). Ahora quieren cerrar el séptimo bajo el pretexto de que una denuncia por presuntos abusos sexuales que de hecho no se han comprobado, justificaría tal decisión. Pero usted y nosotros sabemos que esa es una excusa porque usted y nosotros sabemos que Sename estaba informado de esta denuncia hace por lo menos un año atrás, denuncia que por lo demás ustedes mismos interpusieron en Fiscalía. De hecho, como usted misma lo ha señalado a la opinión pública, Sename evaluó con casi un 70% de cumplimiento a este hogar hace tan sólo unos meses (en noviembre del año recién pasado para ser más precisos), lo que permitió que el Hogar Casa de la Providencia siguiera operando sin restricción alguna hasta la fecha.

¿Por qué entonces Sename no clausuró antes este proyecto, si según ha declarado hoy día su director regional, abogado Esteban Elórtegui, “este hogar venía acumulando una serie de deficiencias desde hace mucho tiempo”? La razón es clara. Clara, aunque perversamente oculta; estas “deficiencias” que el Sr. Elórtegui asegura justifican el cierre de este Hogar… ¡aplican a todos los hogares del Sename!… ¿Y por qué cerrar éste entonces? Simple. Porque un grupo de profesionales vinculados a una ONG que recibe financiamiento del propio Sename, les proporcionó la excusa que necesitaban ¿Significa esto que cada vez que un hogar del Sename aparezca en las noticias la “solución” será cerrarlo? Pensamos que sí ¿La razón? Cuando en septiembre del año 2013 fuimos a decirle al Presidente Piñera que la situación de miseria y desamparo de los niños y niñas en el Sename simplemente no resistía más demoras, nos encontramos con la misma respuesta que dos años más tarde nos dio Estela Ortiz, a quien la Presidenta Bachelet, encomendó recibir nuestras propuestas de mejoría económica y técnico profesional del sistema residencial ¿Cuál fue esa respuesta? Que por ahora no hay recursos, que por ahora la “prioridad” es “sacar la Ley de Protección Integral de la Infancia”. Ahora bien, si revisa en Google este mentado proyecto, podrá comprobar que hace más de 15 años que se viene “debatiendo”, mientras los niños y niñas en “Hogares” del Sename mueren ahogados en su propio vómito en Copiapó, calcinados en “residencias” donde no hay extintores funcionales ni vías de escape organizadas en Puerto Montt o “simplemente” vegetan por años en “Hogares” y “Casas de Acogida” donde no hay equipos profesionales que tengan capacidad real ni en número ni en competencias técnico-profesional para realizar diagnósticos reales ni menos intervenciones que permitan rescatar a sus familias de origen ni extensas o encontrar y supervisar familias de acogida ni de adopción.

“No hay recursos disponibles hoy”, nos dijo la administración Piñera y la entrante administración Bachelet ¿Qué hay entonces? Lo que hay, es un equipo de abogados, psicólogos y asistentes sociales que ha recorrido el país revisando expedientes judiciales y decidiendo, por secretaría, qué niño/niña/joven debe ser egresado. ¿Cómo lo deciden? ¿Qué criterios ocupan? ¿Se incluye una evaluación clínica con expertos en Salud Mental de los y las potenciales tutoras y/o familias que se harán cargo de niños frágiles y muchas veces dañados en su Salud Mental y Física? Nosotros sabemos que no, que no se hace. ¿Y cómo lo sabemos? Lo sabemos porque tenemos casos a nuestro cargo en los cuales hemos visto cómo Sename con la total anuencia de los tribunales de Familia, le entrega a madres, padres, abuelos, tíos o, simplemente adultos muy enfermos, el “cuidado” de estos niños. Hemos hecho públicas denuncias de estos hechos y en algunos casos hemos logrado que se restituya el Estado de Derecho.

En reunión sostenida el jueves 12 de marzo recién pasado, el director del Sename V Región, abogado Sr. Esteban Elórtegui, nos pidió que “confiáramos” en los “criterios” de sus “equipos técnicos” y, paradojalmente, nos invitó a estar “tranquilos” ya que finalmente “los Tribunales de Familia tomarían la decisión final”, pero ¿Cómo confiar en las decisiones que tomarán los Tribunales de Familia si son los “equipos técnicos” del propio Sename quienes “informan” a los Tribunales de Familia?

De cara a todo Chile, en el canal 24 Horas de TVN V Región, le dijimos al Sr. Elórtegui que por ningún motivo del mundo íbamos a confiarle el egreso seguro y protegido de las 64 niñitas de entre seis y 15 años que sus burócratas pretenden egresar de manera “express” antes de septiembre de este año, o sea en cinco meses, porque la verdad es que ¡sabemos que ni en cinco años podrían hacer este trabajo! ¿La razón? Simple y brutal. Porque los “equipos técnicos” del Sename ¡no saben! Y no saben porque ¡no tienen competencias clínicas! No trabajan en eso… no es su giro.

¿Qué va a pasar si no evitamos que se concrete esta salvajada en curso? Le respondo con el testimonio que me envió ayer una profesional que ha visto impotente el “proceso de cierre” de un Hogar en Valdivia, copio el mensaje:

“Estimado: desde Valdivia apoyamos su gestión, viví el cierre de un hogar en Valdivia, la residencia Padre Alfredo, los niños fueron llevados a otras residencias pero perdieron el sentido de pertenencia, comenzaron a fugarse, a caer en la droga y en el alcohol, terminaron por egresarlos, hoy en día uno falleció por drogas y los otros cumplen condena”.

Debo aclararle que si bien no me consta la veracidad de este testimonio, creo que grafica muy bien a qué me refiero cuando hablo de competencias clínicas. Hoy sabemos, por estudios tanto en Chile como en el extranjero, que a lo menos el 70% de los niños y niñas en Hogares presenta graves problemas de Salud Mental. En cuanto a la Salud Mental de sus familias, los estudios muestran el mismo daño ¿Cómo podrían equipos de abogados, asistentes sociales y psicólogos sin experiencia clínica evaluar a los niñas y sus potenciales cuidadores? El testimonio de esta profesional de Valdivia y nuestra propia experiencia, muestran dramáticamente los daños a que se expone a los niños cuando se toman decisiones sin considerar la variable salud mental.

El abogado director de Sename V Región, Sr. Esteban Elórtegui, montó en cólera cuando frente a todo Chile afirmé, frente a las cámaras de varios medios de comunicación, que cuando Sename cierra hogares esconde la mugre debajo de la alfombra. El Sr. Esteban Elórtegui dijo que no iba a aceptar que se le descalificara así en “su propia casa”. Lo que el Sr. Elórtegui no sabe, o finge no saber es que ¡la sede del Sename V Región no es su casa! Es la casa de todos los chilenos, es la casa que financiamos para que personas como él cumplan con su deber de cuidar y proteger con el máximo celo y obsesión a nuestros niños y niñas más frágiles.

Durante los últimos dos años, Sename a puesto en marcha una política de cierre masivo de hogares, el holocausto de niños, niñas y jóvenes que esta política ha generado permanece invisible. Una vez que los niños o niñas son egresados a los ghettos de muerte de donde un día salieron ya no son noticia, si se drogan, si se suicidan, si son re-victimizados o, en el “mejor” de los casos se transforman en peligrosos delincuentes, nadie lo sabe, salvo, claro, cuando llegan a la crónica roja de los medios de comunicación social donde una banda de “ciudadanos” procede a ciber-lincharlos en las redes sociales exigiendo “muerte a la semilla de maldad” o cuando, producto de sus gravísimas enfermedades mentales y drogadicción, cometen delitos impulsivos, mal planificados y de una torpeza digna de su daño cerebral y son “detenidos” por una no menos agresiva banda de “ciudadanos” que “aburridos de la falta de mano dura” deciden someterlos a toda clase de escarnios públicos que luego la banda de ciber-ciudadanos “repostea” y “retwittea” por todo Chile, o cuando a algún desventurado le toca ser “perseguido” en una carretera por un carabinero que “valientemente” le descerraja un balazo en la cabeza frente a la alegría de la banda ciudadana y el silencio de la galería.

¿Qué hacer entonces? Le propongo a la Fundación Bernarda Morin que unamos fuerzas. Ya le comenté que en el Chile que sueño la protección de estos niños y niñas no debiera estar en manos de privados, pero ¿quién sabe si eso es realmente lo mejor? Naturalmente, tengo argumentos técnicos para respaldar este sueño. También tengo argumentos políticos, pero no estoy seguro, admito que en esto puedo estar muy equivocado. ¿Privados? ¿Estado con privados? ¿Sólo Estado? La verdad, me cuesta creer que haya una sola respuesta. De lo que sí estoy seguro es que hay algunos privados, y tal vez sea el caso de la Fundación Bernarda Morin, que, con recursos adecuados y mejor supervisión técnico profesional, podrían hacer muy bien el trabajo, incluso, tal vez, mejor que el Estado. Por historia, convicciones políticas y algunas consideraciones técnicas creo mucho más en el poder de un Estado democrático, participativo y libre de burócratas desalmados y corruptos, como agente protector de la infancia vulnerada y vulnerable, pero siempre dispuesto a sorprenderme para bien de la iniciativa de privados no privados de sentido social. Por lo tanto, cuando les propongo unir fuerzas les estoy diciendo que juntos cuidemos a estas niñas de un Estado vulnerador de derechos, de un poder judicial que no ha estado a la altura y de un poder legislativo que, salvo honrosas excepciones, como la de la diputada Cristina Girardi, quien se atrevió a cuestionar públicamente a un burócrata representando a su propia coalición de gobierno, la verdad que, hasta ahora ha brillado por su ausencia.

¿Qué hacemos en lo concreto?

1) Pedir una reunión urgente con la directora nacional de Sename, Sra. Marcela Labraña, dado que con el Director Regional no hay nada más que hablar, para solicitarle… a) Que se deje sin efecto la orden de cerrar el Hogar… b) Que se asigne a un equipo técnico de la Dirección Nacional del Sename que, en compañía de la presidenta de la Bancada de Infancia, diputada Cristina Girardi, un representante del Poder Judicial, delegado por el ministro Sergio Muñoz, y representantes de Sofini pueda ingresar al Hogar y evaluar, en un trabajo de cinco meses, la situación de cada una de las 64 niñas y sus familias de manera de generar una propuesta real de egreso programado y bien evaluado de las niñas de manera que puedan ser derivadas a sus familias de origen, extensas y/o de acogida/adoptivas a la brevedad posible… c) Esta comisión, debiera además proponer un modelo nuevo de trabajo con financiamiento real que permita que las niñas que sigan ingresando desde tribunales de familia a la Casa de la Providencia reciban la óptima atención que se requiere de acuerdo a su misión… y nombre…d) Esta comisión debiera, además, proponer todas las mejoras de infraestructura material, condiciones de seguridad y sanidad en el manejo de alimentos e higiene que aseguren el bienestar de las niñas que sigan ingresando a esta institución privada pero muy bien apoyada y supervisada por un Estado efectivamente garante de derechos y deberes.

2) Solicitar una reunión conjunta con el presidente de la Corte Suprema, ministro Sergio Muñoz.

3) Solicitar una reunión conjunta con el ministro de Justicia, Sr. José Antonio Gómez.

4) Solicitar una reunión conjunta con el contralor general de la República, Sr. Ramiro Mendoza.

5) Independientemente de estas gestiones, interponer un solo recurso de protección en nombre de ambas corporaciones en favor de las 64 niñas del Hogar Casa de la Providencia este miércoles 18 de marzo en la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Esperando una favorable acogida, le saluda atentamente,

Rodrigo Paz Henríquez
8.548.083-9
Médico Psiquiatra
Presidente Corporación Sofini
14 de marzo 2014

No more articles