La mañana de este martes el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago cerró, por falta de antecedentes, la investigación de la causa contra el periodista de El Ciudadano, Matías Rojas, abierta a partir de una denuncia interpuesta por el Director General de Carabineros, Bruno Villalobos, por la publicación del profesional sobre las dudas del patrimonio de la máxima autoridad de la policía uniformada.

La querella de Villalobos se presentó a mediados de 2016 a partir de la investigación de Rojas, quien a través de Ley de Transparencia solicitó información del patrimonio del Director General y la contratación del hijo de éste en el Hospital de Carabineros. Al no contar con mayores antecedentes, la Fiscalía desestimó la investigación y a través de una decisión de no perseverar el tribunal cerró la causa.

Al respecto, el periodista señaló que “por todos los antecedentes que yo solicité, él (Villalobos) señaló que yo lo había extorsionado a cambio de que diera de baja a un coronel que estaba vinculado con el caso Matute”. Junto con eso, agregó que “tras un año de investigación, la fiscalía cerró la investigación pues consideraba que los antecedentes no eran suficientes para sostener ninguna acusación en mi contra”.

“Esto pretende coartar la libertad de expresión”

Esta querella no ha sido el único medio por el que Carabineros ha tratado de impedir el trabajo periodístico de Matías Rojas. El pasado 28 de abril, éste fue impedido de participar en la conferencia de prensa donde el general Villalobos daría a conocer la reestructuración institucional tras el denominado caso #PacoGate.

Respecto de ese hecho, Rojas relató: “Yo fui echado a empujones por un capitán, lo que denuncié a través de un recurso de protección, al que Carabineros tiene cinco días para responder”.

“Esto pretende coartar la libertad de expresión y de cualquiera que quiera solicitar información a través de Ley de Transparencia. Mucha información de transparencia permite sostener denuncias de irregularidades”, recalca el periodista.

Rojas sostiene, finalmente, que es parte de su labor diaria el uso de la Ley de Transparencia, y que el general Villalobos se ha dedicado a entorpecer esta labor con actos de censura. “Esta ha sido una herramientas en una serie de publicaciones que he realizado. Las acciones de Carabineros son una continuidad de la censura impuesta por la Dirección General de Carabineros”, sostiene el periodista.

No more articles