El Gobierno de Nicaragua rememoró este lunes el Golpe de Estado que se produjo en Chile el 11 de septiembre de 1973, y expresó su solidaridad con las víctimas de la dictadura cívico-militar instaurada a partir de esa fecha.

El Gobierno nicaragüense recordó, en un mensaje leído por la vicepresidenta y primera dama del país, Rosario Murillo, que aquella acción militar “acabó con la vida y el gobierno de la Unidad Popular del presidente Salvador Allende”.

“Recordamos a todas las víctimas de esa dictadura que afortunadamente ya en Chile solo es memoria histórica. Bueno, vimos las manifestaciones expresando el pueblo de Chile su reclamo de justicia para todos los afectados”, finalizó Murillo.

En tanto, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, dijo que el asesinato de Allende, hace 44 años, es un crimen de lesa humanidad. “Salvador Allende dio su vida por la democracia. Lo asesinaron ese día en nombre de la democracia”, subrayó el líder sandinista durante un acto en Managua, con ocasión del 38 aniversario de la Policía Nacional, y en donde además expresó su solidaridad con el pueblo chileno, especialmente con los que sufrieron con la represión pinochetista.

Varios miles de personas salieron a las calles de Santiago el domingo para conmemorar el golpe de Estado, que derrocó al presidente Allende e instaló la dictadura cívico-militar encabezada por el general Augusto Pinochet entre 1973 y 1990, período en que según cifras oficiales, 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los cuales 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 fueron torturados y encarcelados, y más de 300.000 debieron exiliarse.

No more articles