Foto gentileza Frente Fotográfico

Las dudas se han posado sobre la muerte de Joane Florvil (28), ciudadana haitiana que fue detenida por Carabineros, acusada de abandonar a su bebé en Lo Prado a fines de agosto y que terminó muriendo en el Hospital Clínico de la Universidad Católica.

A través de la página de Facebook de la comunidad haitiana en Chile se ha reportado un gigantesco mal entendido y el Movimiento de Acción Migrante (MAM) habla de una “cadena de prejuicios”, que derivaron en la acusación contra Joane, la entrega de la menor al Sename y, finalmente, en su muerte.

En conversación con El Ciudadano, Francisco Basso, vocero del MAM, relata algunos de los antecedentes que han podido recabar sobre la confusa historia cuyo origen data de fines de agosto. Cuenta que al marido de Joane Florvil, de nombre Wilfred Fidele, le hicieron una oferta de trabajo para ir a cortar el pasto a la Oficina de Protección de Derechos (OPD) de Lo Prado. Él deja su ropa, se viste con la de trabajo y le roban el bolso, dentro del cual estaban sus documentos.

“Al día siguiente, ella (Joane) fue con su hija hasta la OPD, porque ahí era donde se produjo el robo, para ver qué podía averiguar. No podía comunicarse con la persona que la estaba atendiendo, creo que era el guardia de seguridad. Entonces, dejó la guagua con el guardia para buscar en la esquina a un haitiano para que le tradujera. Cuando regresó, estaba cerrada la puerta de la OPD”, afirma el dirigente.

La denuncia ya estaba en curso. “Ella fue a su casa para tratar de retomar contacto y de inmediato llegó Carabineros y, hasta donde entendemos, la detuvieron. La llevaron hasta la comisaría. Aparentemente, ella padecía epilepsia y, al parecer, con la situación de estrés de estar detenida, de estar sin su hija, en esa situación parece que reventó el tema de la epilepsia y aparentemente, ahí se golpeó (en la cabeza). La trasladaron a la Posta (Central). Ahí la atendieron y supuestamente tuvo un problema hepático, entonces, con esa situación la llevaron de emergencia a la Católica y falleció”, añade.

Los medios: centrales en “la construcción de una imagen discriminatoria”

El 31 de agosto diversos medios de comunicación se quedaron con la versión de Carabineros, aquella que indicaba que Joane había abandonado a su hija de dos meses en el jardín de la repartición pública. Se habló de “una guagüita de tres meses” que “fue abandonada por su madre en la comuna de Lo Prado”. A Joane se le identificó como una “mujer, de nacionalidad haitiana”, que había dejado “a la lactante en plena vía pública. Todo esto, al interior de un coche”.

Estos fueron algunos de los titulares de aquel día y de los siguientes, que dieron por sentado el abandono: “Lactante de dos meses es abandonada por su madre en Lo Prado”, “Abandona a su bebé en plena vía pública de Lo Prado, es detenida y termina hospitalizada tras darse cabezazos en la celda”, “Mujer detenida por abandono de su hija permanece internada en la Posta Central”, “Detienen a mujer que dejó abandonado a hijo de dos meses”, “Mujer abandonó coche con su hija de 3 meses en plena calle en Lo Prado”, “Detienen a mujer que abandonó en la calle a guagüita en un coche”, “Mujer que abandonó a bebé se dio cabezazos en celda y está en la Posta”, “Ciudadana haitiana abandonó a su hija de tres meses en plena calle”.

Foto gentileza Frente Fotográfico

La prensa ejecutó a esta mujer, desde el momento en que comienzan a decir que abandonó a la hija. A partir de eso, se comienza a construir un imaginario de una mujer que era mala madre, que abandona a los hijos y todo lo que eso conlleva. Esa fue la imagen que más se destacó. Nadie trató de averiguar qué pasaba atrás, cuál había sido el proceso. Simplemente, utilizaron esa información y le dieron como bombo en fiesta”, sostiene Francisco Basso.

En este sentido, el dirigente del MAM describe a los medios de comunicación como “un elemento central en la construcción de una imagen discriminatoria”. “Desde el momento en que levantan todo lo negativo y no muestran los otros elementos de la realidad -añade- están apuntando a generar una imagen que la gente consume acerca de todo lo distinto”.

Sin embargo, Basso piensa que “no es un tema de los migrantes, sino un tema de la sociedad chilena. Como todas las sociedades de la región, son profundamente discriminatorias y eso lo vemos aquí en Chile con los mapuche, con las minorías sexuales, las mujeres y lo que es más grave, producto de toda esta presión neoliberal, es la discriminación contra los pobres”. 

“El hecho de ser pobre genera una razón para que te discriminen. En ese contexto, es que se da el tema de los migrantes. Es una variante más, entre toda esta estructura discriminatoria que tiene el país”, remata el vocero del Movimiento de Acción Migrante.

No more articles