Penal de Punta Peuco

Este jueves 18 de mayo funcionarios del Colegio Médico realizaron una visita al penal de Punta Peuco con el objetivo de observar las condiciones generales del centro penitenciario, como atención de salud a reos de acuerdo a su edad y condición, por ejemplo. La petición había sido levantada por familiares de siete internos condenados por crímenes de lesa humanidad.

La llegada de los funcionarios, acompañados por dos profesionales del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), se produjo a eso del mediodía. Tan solo entraron y observaron algo irregular para la fecha y hora. “Pudieron (los funcionarios) observar el ingreso de un gran número de personas al interior del penal, a pesar de no ser día de visitas, quienes ingresaban cajas cerradas y alimentos libremente, sin observar alguna revisión del contenido de las especies ni de las personas y sin utilizar el detector de metales”, dijo el gremio en un comunicado.

Ante esta situación los funcionarios consultaron a personal de Gendarmería. Estos argumentaron que ese día se efectuaba la premiación de las Olimpiadas de los reos; a eso se debió la gran cantidad de visitas, la mayoría ex uniformados que pertenecían a una organización que apoya a los presos del Penal.

Luego de esta constatación, y como es habitual, el personal del Colegio Médico procedió a realizar entrevistas al personal de salud y jefe del abastecimiento (no ingresaron al lugar de la premiación). Tras 45 minutos, ocurrió otra irregularidad, quizás la más grave. “La visita de la delegación fue interrumpida y según se les informó, debido a una orden recibida desde el nivel central de Gendarmería, no logrando realizar las entrevistas con los reclusos, ni acceder a las dependencias del recinto”, reza el comunicado.

Después de tres horas de espera, en el que se hicieron gestiones desde la presidencia del Colegio Médico, la delegación tuvo que retirarse de las dependencias de Punta Peuco.

“Ante estos antecedentes, manifestamos nuestra molestia por la gran diferencia y contradicción inexplicable descrita, ya que por un lado se permite el libre tránsito y acceso a un grupo de personas con múltiples elementos, sin la revisión habitual, y por otra parte, no permitir el desarrollo de una visita observacional al centro penitenciario”, acusan desde el gremio.

Por último, agregan que “por lo anterior, creemos  fundamental transparentar esta situación ante la opinión pública, dado que se nos ha impedido cumplir con nuestro cometido histórico”.

No more articles