Créditos foto: Felipe Durán

Luego del veredicto absolutorio de los once imputados por el Caso Luchsinger, la machi Francisca Linconao (una de las personas absueltas durante esta jornada) acusó a la fiscalía y a las instituciones policiales de faltar a la verdad en el proceso.

“Yo no miento, soy machi, hablo la verdad y por eso Dios nos escucha. Los fiscales mienten, los Carabineros mienten, la PDI mintió”, señaló a la salida del Tribunal Oral en lo Penal de Temuco.

Además mandó un mensaje a los persecutores de la causa. “Que renuncien los dos fiscales, señor (Alberto) Chiffelle y (Luis) Arroyo”, sostuvo.

“Sufrí nueve meses en la cárcel y no debí estar ni una hora en la cárcel, porque yo soy inocente, no tengo nada que ver con la muerte de (los) luchsinger-mackay. Lo siento que pasó eso, pero no es posible que nos condenen a personas inocentes”, agregó la autoridad ancestral mapuche.

La prensa situada a la salida del tribunal también le solicitó un mensaje a la familia de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay, matrimonio que murió tras el ataque incendiario que investigaba fiscalía, sin embargo, la machi Linconao no quiso referirse a ellos.

“No le voy a decir nada, porque ellos tampoco no dijeron ninguna cosa por mí, ellos me conocen muy bien”, aseveró.

No more articles