La organización Londres 38 cuestionó el sumario firmado por el recién designado comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez Menanteau, sobre la investigación que realizó la institución por la quema de archivos en microfilm de la Central Nacional de Información (CNI) y que “confirma y acredita con certeza la inexistencia de información de inteligencia y contrainteligencia archivada entre los años 1980 y 1982”.

En una declaración pública, desde Londres 38 señalaron que Martínez está inhabilitado para asumir el cargo en reemplazo de Humberto Oviedo, lo que debiera ocurrir en marzo de 2018: “El sobreseimiento a los responsables implica una clara y expresa violación a los derechos humanos, y la inacción del Estado Chileno confirma dicha vulneración, ya que la información sobre crímenes de lesa humanidad debe ser resguardada y entregada a los tribunales de justicia, y su eliminación u ocultamiento implica complicidad con estos crímenes”.

Hay que recordar que Martínez firmó esta resolución el 03 de junio de 2016, cuando se desempeñaba como jefe del Estado Mayor General.

“La complicidad explícita de Martínez con el contenido del informe y la completa absolución que otorgó a los responsables de la supuesta destrucción de los archivos, lo inhabilitan para asumir toda responsabilidad en el Ejército. Exigimos al gobierno y, en especial a la Presidenta de la República, que revierta esta decisión y cumpla con su deber de asegurar el libre acceso a la información y el derecho a la verdad. Su confirmación significaría un nuevo acto de complicidad, esta vez de parte del ejecutivo y de la máxima autoridad”, agrega el texto.

“Es inconcebible que las autoridades desconocieran esta información y la responsabilidad de Martínez, oficial que -como muchos otros militares chilenos- cuenta además con un diplomado de ‘operaciones conjuntas en el Instituto de Cooperación de Seguridad Hemisférica en EE.UU’, nombre bajo el cual se conoce ahora la Escuela de las Américas que, en el pasado reciente, formó a la mayoría de los oficiales latinoamericanos responsables de las más cruentas dictaduras en el continente”, manifestó la organización.

No more articles