En Uruguay, casi 7 de cada 10 mujeres han vivido violencia basada en género en algún momento de sus vidas. Así lo anuncia la campaña que tiene lugar en el país sudamericano que tendrá lugar hasta el próximo 25 de noviembre, en el marco del Día Internacional de lucha contra Violencia de Género.

La campaña es una iniciativa del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides)  de Uruguay. Además, cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación y Cultura, la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el Instituto del Niño y Adolescente de Uruguay (INAU), la Bancada Bicameral Femenina y la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual.

Según la coordinadora del Sistema Integral de Protección a la Infancia y la Adolescencia (SIPIAV) del INAU. María Elena Mizrahi, el objetivo de la campaña es trabajar con niños y jóvenes la “deconstrucción de las figuras hegemónicas” y trabajar al varón y a la mujer como “figuras cooperativas”.

La violencia de género afecta en mayor medida las mujeres más jóvenes, en particular a quienes tienen entre 19 y 29 años; es mayor en las mujeres que declaran ascendencia afro y en quienes viven en la región sureste del país.

Se manifiesta de manera similar en todos los estratos socioeconómicos y niveles educativos, siendo las diferencias en magnitud escasas. Pese a lo anterior, son las mujeres que se ubican el estrato socioeconómico más bajo quienes declaran mayor prevalencia de VBG en el ámbito privado familiar (ya sea la pareja, ex pareja o familia actual); peroson las mujeres de los estratos socioeconómicos más altos y las más educadas, quienes presentaron mayor prevalencia de VBG en el ámbito público, en particular en los espacios públicos y ámbito laboral.

Al considerar los tipos de violencia relevados en la encuesta (psicológica, patrimonial, física y sexual), es la psicológica la que presentó mayor prevalencia en todos los ámbitos donde fue relevada y en todas las etapas de la vida, a excepción de la infancia dónde la violencia física fue declarada con mayor frecuencia que la psicológica.

Dentro de los ámbitos indagados (público y privado) la violencia en las relaciones de pareja presenta la prevalencia más alta. Casi 1 de cada 2 mujeres (45,4%) que han tenido alguna relación de pareja a lo largo de su vida, declaran haber vivido alguna vez violencia por parte de su pareja o ex parejas.

Las mujeres que han vivido situaciones de violencia de género en la pareja han manifestado como consecuencia las siguientes secuelas emocionales: el 55% sintió miedo, depresión y/o angustia; casi un 40% sufrió alteraciones del sueño; un tercio declaró mal humor y agresividad y más de un quinto (21,6%) sintió deseos de morir o de suicidarse.

No more articles