La VII Convención de Alianza PAIS, coalición gobernante de Ecuador, resolvió ayer por unanimidad la apertura del expediente respectivo que podría expulsar de filas de su movimiento político al militante Lenín Moreno por incumplimiento del plan de gobierno con el que ganó este grupo la presidencia de Ecuador, al tiempo de censurar los acuerdos políticos con la derecha ecuatoriana, en traición a los principios ideológicos de esta agrupación.

A la VII Convención de Alianza PAIS, fueron acreeditados 1.262 delegados sea un 83% de los delegados convocados y han concurrido más de 5.000 asistentes militantes que coreaban “no estamos en venta”. Además, contó con la presencia del exmandatario Rafael Correa.

La Secretaria Ejecutiva del movimiento, Gabriela Rivadeneira, inició el encuentro en un discurso con el que agradeció la presencia de las bases, destacando que llegaron de distintos puntos del país.

Por unanimidad, la convención nacional decidió que se proceda a la apertura del expediente respectivo que analice la conducta y podría expulsar del movimiento almilitante Lenín Moreno, por no cumplir con el Plan de Gobierno ganador de las urnas, a más de procedimientos indebidos y pactos con la derecha ecuatoriana.

Esta convención, contó con una concurencia mayoritaria y ampliamente reconcida por la militancia de AP y es considerada como un exito por la presencia de un alto nuúmero de simpatizantes, mientras que es catalogada, por el ala morenista, como ilegal e ilegítima.

Por su parte, la facción correísta manifestó que se realizó un boicot en su contra, ya que se les negó el uso del recinto, se impidió y anuló la transmisión en vivo por las redes sociales, atacando a la conexión de equipo técnico en la señal de internet donde se realizó esta convención.

El debate se enfocó en el tema de la consulta popular que y en ratificar la resolución del 31 de octubre pasado, en la que miembros de la directiva de la agrupación acordaron nombrar a Ricardo Patiño como presidente del movimiento y a Gabriela Rivadeneira como la segunda vicepresidenta.

“Desde el primero de mayo que asumimos la directiva del movimiento junto con Ricardo Patiño hemos tomado las decisiones apegados al estatuto, el reglamento y al código de la democracia con la aceptación mayoritaria”, dijo Rivadeneira, mientras Patiño afirmó que “la alternativa ante la derecha y los gobernantes es el poder del pueblo, del ciudadano, que debe estar organizado consciente y movilizado”.

Además, se discutió sobre lo que el asambleísta Carlos Viteri calificó como “la contrarrevolución”. “Me refiero a todos aquellos, empezando por la cabeza del Ejecutivo, que han pretendido descalificar totalmente los grandes logros de la última década, también a la militancia y un líder como Rafael Correa”, dijo Viteri en declaraciones a Andes.

Correa habla de crear un nuevo movimiento “revolución ciudadana”

Tal como informa Ecuador Inmediato, Rafael Correa dijo que pedirán una desafiliación masiva de sus adherentes, si se le quita el número y el nombre de Alianza País, Correa dijo que tienen indicios de que se pretende hacer eso. Si ese escenario se concreta, él creará un nuevo movimiento con el nombre de revolución ciudadana. Advirtió que se llevará a su militancia actual para empezar desde cero nuevamente.

Durante su intervención, el exmandatario ecuatoriano expuso sus consideraciones sobre por qué los simpatizantes de PAIS deberían oponerse a la consulta popular, en particular en torno a la pregunta referida a la reelección indefinida, en la cual de ganar el “sí” le inhabilitaría para postularse en el 2021, y a la relacionada al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, que, según Correa, “entregaría cuatro de los cinco poderes del Estado al Ejecutivo”.

En el final del encuentro Correa se dirigió a los presentes y, ratificando el pedido de votar no a las siete preguntas previstas, dio por clausurada la cita.

No more articles