Pieza clave en el caso Lava Jato

Empresario brasileño que acusó de corrupción a Temer es trasladado a Brasilia


11 September 15:09
#Latinoamerica

Joesley Batista, el empresario brasileño que acusó de corrupción al presidente de Brasil, Michel Temer, fue trasladado hoy a Brasilia, donde cumplirá prisión provisional después de omitir información a las autoridades en un proceso de colaboración judicial.

Batista, dueño del gigante cárnico JBS, dejó esta mañana la cárcel de la Policía Federal en Sao Paulo, donde el empresario se entregó el domingo tras una orden de prisión de la Fiscalía, la cual fue aceptada por el magistrado de la Corte Suprema, Luiz Edson Fachin.

El empresario y Ricardo Saud, directivo de JBS, fueron arrestados la víspera en Sao Paulo, después de que saliera a la luz la grabación de una conversación entre ambos que da a entender que omitieron información durante su confesión.

Los ejecutivos admitieron que sobornaron a mil políticos en los últimos años, incluido al presidente Temer, quien, según la versión de los empresarios, recibió dinero ilegal desde 2010.

En el marco del acuerdo, Batista y Saud consiguieron la inmunidad judicial, pero los beneficios fueron suspendidos tras la divulgación de la grabación.

La policía realizó este lunes búsquedas en la casa de Batista y Saud en Sao Paulo, así como en la del exfiscal Marcelo Miller, acusado de haber orientado la confesión de los ejecutivos del grupo cárnico para obtener todos los beneficios de los acuerdos de delación.

Los agentes aprehendieron documentos en el interior de los domicilios, los cuales serán trasladados también a Brasilia, donde Batista y Saud cumplirán pena de prisión de manera provisional.

Los ejecutivos embarcaron en un avión de la Policía Federal escoltados por agentes y deben llegar a la capital brasileña por la tarde.

Batista y Saud deberán acudir primero a la comisaría de la Policía Federal en la capital brasileña y posteriormente al Instituto Médico Legal, donde les será realizado una serie de pruebas médicas.

La confesión de los ejecutivos de JBS generó un terremoto político en Brasil y llevó al fiscal general de la República, Rodrigo Janot, a presentar una denuncia por corrupción pasiva contra Temer el pasado junio.

La acusación fue archivada a principios de agosto por la Cámara Baja, lo que impidió a la Corte Suprema abrir un proceso penal contra el gobernante.

Según versiones de prensa, Janot estaría preparando un segunda denuncia contra el gobernante antes de dejar su cargo, lo que está previsto para el próximo 17 de septiembre, cuando será sustituido por la fiscal Raquel Dodge.

EFE
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.