Andrés Manuel López Obrador, dirigente del Partido de Regeneración Nacional (Morena) de México, desató una polémica el pasado sábado, cuando dijo que contempla la posibilidad de otorgar una amnistía a los líderes del narcotráfico en caso de que gane la Presidencia en los comicios del próximo año.

Sus comentarios tuvieron lugar en el municipio de Quechultenango considerado como bastión del grupo criminal Los Ardillos en el estado central de Guerrero, informa la agencia Quadratín.

Durante un mitin, López Obrador arremetió contra la estrategia de seguridad que lleva a cabo el Gobierno de Enrique Peña Nieto, que tildó de equivocada.

“Vamos a explorar todas las posibilidades, desde decretar una amnistía, escuchando también a las víctimas, hasta exigir al Gobierno de Estados Unidos que lleve a cabo campañas para aminorar el consumo de drogas”, dijo en declaraciones a la prensa, tal como recoge RT en español.

Interpelado sobre si la amnistía incluiría a los líderes de los cárteles, el candidato no lo descartó. “Vamos a plantearlo, lo estoy analizando, lo que sí les puedo decir es que no va a quedarse ningún tema sin ser abordado si se trata de garantizar la paz y la tranquilidad”, dijo.

Las declaraciones de López Obrador, que concurre por tercera vez a las elecciones por la Presidencia de México, merecieron la crítica de Ricardo Anaya, dirigente del derechista Partido Acción Nacional (PAN), que dijo que se trata de “otra más de sus locuras”.

En un video subido a sus redes sociales, Anaya afirmó que la propuesta de López Obrador es “una idea vieja y mala” y puso como ejemplo lo ocurrido en Colombia con el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, que —dijo— acabó en “un auténtico desastre”.

Cabe recordar, tal como señalamos en El Ciudadano, que el pasado octubre se contabilizaron en México 2.371 casos de homicidios dolosos, pasando a ser considerado como el mes más violento durante la administración de Peña Nieto, según el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

No more articles