Venezuela atraviesa una de las crisis más duras de sus últimos años y los ánimos han empezado a caldearse ya sea al interior del país como en las relaciones diplomáticas que mantiene el gobierno de Nicolás Maduro. En las últimas horas, el conflicto que el país latinoamericano lleva adelante con la OEA ha dado la vuelta al mundo entero y abre las puertas a posibles sanciones.

nicolas-maduro-almagro

Los hechos se recrudecieron a gran velocidad cuando desde el gobierno venezolano se expresó su rechazo ante el último informe presentado por el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en el que pide formalmente suspender al país del organismo internacional.

“Contra el intervencionismo no nos vamos a quedar callados de brazos cruzados, frente a la agresión del secretario general (OEA) de este traidorcillo, de este inepto llamado Luis Almagro, Venezuela no se va a quedar de brazos cruzados ni callada, vamos a roncar y a roncar duro, nadie amenaza a Venezuela menos esta basura de ser humano, basura le dije, responderemos en todos los planos, políticos, diplomáticos y más allá”, enfatizó al respecto el presidente Maduro, quien pasa uno de los momentos más difíciles de su gestión desde que es presidente.

Nadie amenaza a Venezuela menos esta basura de ser humano, basura le dije, responderemos en todos los planos, políticos, diplomáticos y más allá”, enfatizó al respecto el presidente Maduro

Mediante un comunicado, el Ministerio para Relaciones Exteriores de Venezuela enfatizó que este informe desconoce “los procesos institucionales y principios de esta organización”, a la vez que se lo acusa de intervenir en los asuntos internos de un país soberano como lo es Venezuela.

En esa misma dirección, la Canciller de la República, Delcy Rodríguez, expresó este miércoles que “Luis Almagro, dirige los factores más fascistas y antidemocráticos de la derecha contra nuestro país. El señor Almagro dirige los factores fascistas, extremistas, antidemocráticos y peligrosos de la derecha hemisférica contra nuestro país (…) es una hazaña, lo mueve el odio contra el pueblo de Venezuela y no le importa en su afán de intervenir a a nuestro país se vea afectada la sociedad entera de nuestra patria”, afirmó de manera contundente.

Además, Rodríguez no dudó en ir un paso más allá y afirmar que “ese llamado de intervención contra Venezuela en el Congreso de los Estados Unidos, pretende promover y alertar a los sectores violentos de oposición para el derrocamiento del presidente de la República, Nicolás Maduro”.

Delcy Rodríguez no dudó en ir un paso más allá y afirmar que “ese llamado de intervención contra Venezuela en el Congreso de los Estados Unidos, pretende promover y alertar a los sectores violentos de oposición para el derrocamiento del presidente de la República, Nicolás Maduro”

Es necesario destacar que para que Venezuela quede suspendida del organismo, dos tercios de las 34 naciones que integran la OEA deben votar a favor de la medida. Al respecto, el canciller de Perú, Ricardo Luna, se mostró bastante escéptico. “Me parece que es una iniciativa que ha tomado de buena fe en función de lo que él (Almagro) cree. Pero en principio ese tipo de iniciativas tienen que ser tomadas por los estados miembros y el planteamiento de suspensión es extremo”, dijo a Reuters el funcionario peruano.

En el mismo sentido se manifestaron desde el gobierno uruguayo, país de origen del propio Luis Almagro. “La posición de Uruguay es la misma. Hasta ahora no se han verificado los supuestos necesarios para aplicar a Venezuela la Carta Democrática de la OEA”, expresó el vicecanciller, José Luis Cancela a el diario El País .

Por Gustavo Yuste
@gusyuste

No more articles