“Creo que deberíamos ir hacia un embargo petrolero total”, sentenció Macri en medio de su gira por Estados Unidos al proponer nuevas sanciones para asfixiar a Venezuela.

Lo dijo en diálogo con el Financial Times, al que aseguró que si el presidente Trump aplicara un embargo de ese tipo recibiría un “amplio apoyo” en la región. “Hemos hablado de esto muchas veces, con muchas personas, durante el último mes”, admitió.

Estados Unidos compra 800 mil barriles diarios de petróleo del 1,9 millón barriles que produce Venezuela. En 2016 las importaciones de crudo venezolano representaron el 8 por ciento de las compras totales de petróleo del país norteamericano.

Macri expresó en la entrevista con el Financial Times que el Grupo de Lima conformado, por 12 cancilleres americanos para presionar diplomáticamente al gobierno de Nicolás Maduro, está “haciendo un buen trabajo”, pero advirtió que “es todo lo que nosotros podemos hacer”.

“EEUU puede hacer más“, añadió, y consideró que deben tomarse medidas para “cortarle los recursos a Maduro y mantenerlo aislado del resto de la comunidad”.

“En mi opinión deberíamos ir a un embargo completo. Las cosas han ido de peor en peor. La situación ahora es dolorosa. La pobreza sube día a día y las condiciones de sanidad empeoran”, definió el mandatario argentino, que ya se refirió durante su gira en varias ocasiones a la situación en Venezuela, una de sus obsesiones en política exterior.

Trump ya adoptó sanciones contra Maduro y una veintena de funcionarios y ex funcionarios de su gobierno, a quienes a fines de agosto sumó un decreto que prohíbe operar nuevas deudas emitidas por el gobierno de Venezuela y su empresa petrolera estatal, PDVSA.

El mandatario estadounidense, inclusive, llegó a insinuar que podría tomar medidas de intervención militar: “Tenemos tropas en todo el mundo, en lugares muy lejanos, Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y se está muriendo’’, dijo a la prensa.

Ante la reacción de varios gobiernos de la región contra la posibilidad de una incursión armada, la Casa Blanca debió aclarar que eso no estaba en sus planes.

En tanto, la Unión Europea aprobó ayer un borrador de embargo de armas y equipos electrónicos con el mismo espíritu.

No more articles