Cerca de 4 mil ejemplares de peces salmónidos, equivalente a unas 20 toneladas, murieron en un centro de cultivo en la isla Desolación, en el archipiélago de Tierra del Fuego, Región de de Magallanes.

El hecho se dio en una salmonera en el estero Córdova, por lo que el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) debió activar un plan de contingencia, consigna el diario El Mercurio.

El director regional del Servicio, Patricio Díaz, explicó que la masiva muerte de salmones se dio por una floración de algas cuando los peces estaban para la cosecha después de 20 meses de crecimiento, distribuidos en 15 jaulas de cultivo.

La autoridad descartó que la masiva muerte de salmones pueda afectar a otros centros de cultivo en la zona, señala el rotativo.

No more articles