“Una vergüenza nacional”. Así calificó el alcalde de Chonchi, Fernando Oyarzún, la reacción del Gobierno tras el hundimiento de una embarcación cargada con 200 toneladas de salmones –que hoy está en descomposición– el pasado 18 de octubre.

Según reporta radio Bío Bío, el edil manifestó que con comprende la falta de información clara hacia la comunidad, respecto de los plazos para retirar la nave y los riesgos que implica su presencia en aguas chilotas.

“Es una vergüenza que tiene que ser asumida por el Estado, porque efectivamente llevamos una cantidad de años importante en este trabajo y yo creo que eso hasta el momento ha dado bastante que desear”, señaló el jefe comunal a la estación radial.

Bío Bío también señala que la autoridad confirmó una denuncia en fiscalía, un recurso de protección en favor de los vecinos y un oficio al Consejo de Defensa del Estado.

Te puede interesar: “Una bomba de tiempo”: advierten riesgo ambiental del barco con salmones podridos hundido en Chonchi

No more articles