El superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila Bravo, dijo en radio Bío Bío que aún no están claras las causas del olor a gas que se ha sentido en distintos puntos de Santiago durante este viernes, al tiempo que descartó la teoría de que las compañías pudieran haber tenido fugas o problemas en sus plantas.

“La primera acción de la superintendencia fue contactar a todas las compañías de gas que hay en la Región Metropolitana. Fundamentalmente a sus equipos de emergencia para saber si ellos estaban registrando algo o si tenían información sobre algún procedimiento anormal en sus plantas que pudiera estar generando esto”, señaló Ávila a la emisora.

El personero agregó que se descartó que el olor proviniera de alguna planta de gas y comentó que “me parece relevante descartar que se trate de una fuga de gas combustible de las empresas y por lo tanto que estemos frente a un riesgo de explosión o riesgo de inflamación”.

Asimismo, el superintendente sostuvo que “la descomposición en ocasiones de materiales orgánicos puede provocar estos olores que también son un gas, más parecido al que se produce en la descomposición de material orgánico que provenga de alcantarillas o vertederos de basura”.

En ese sentido Ávila añadió que “lo que no está claro es qué pudo provocar una nube de olor a gas que abarque un tan importante número de comunas que lo hayan percibido”.

No more articles