El metro de la ciudad colombiana de Medellín estrenó esta semana una máquina que cambia botellas PET, de vidrio y latas, por viajes, como una medida para incentivar el reciclaje y fomentar el cuidado del medioambiente.

Este proyecto de innovación social y ambiental, que fue puesto en marcha bajo el nombre de “Recarga Verde” y que fue desarrollado por jóvenes emprendedores locales, permitirá a los usuarios recibir 50 pesos (menos de un centavo de dólar) en sus tarjetas por cada envase.

“Esta iniciativa trae un beneficio ambiental y social. Estamos dejando de llevar botellas a los basureros o a rellenos sanitarios”, dijo a Efe Lucas Tobón, ingeniero mecatrónico y cofundador de Ciclo, la empresa que desarrolló este prototipo. Explicó que su funcionamiento es “muy sencillo”, pues los ciudadanos simplemente deben colocar en la máquina su tarjeta del metro e ingresar los envases para que el sistema hace efectiva la recarga.

Los envases deben estar limpios y en buen estado, y no será necesario que conserven sus etiquetas, pues la máquina cuenta con un sistema de identificación y clasificación.

Durante los cuatro meses que durará la prueba piloto, los usuarios podrán ingresar 10 envases por transacción a la máquina, que ofrecerá la opción de donar el dinero recaudado a proyectos destinados al cuidado del medioambiente.

“Será un máximo 80 botellas o latas al día por persona”, precisó Tobón, quien se alterna con los otros cuatro desarrolladores para explicar en la estación del metro “Universidad” la dinámica de “Recarga Verde” y el funcionamiento de la máquina. Relató, además, que este proyecto fue inspirado en los equipos Reverse Vending Machine (RVM), un modelo que en Europa existe desde hace 30 años, y se materializó a través de una convocatoria de la empresa Metro de Medellín.

No more articles