Decididos a proteger a una especie tan beneficiosa como la abeja criolla, amenazada por los efectos del cambio climático, el uso de plaguicidas y el deterioro de su hábitat, la Municipalidad de Concepción y la Asociación de Apicultores de la provincia están uniendo fuerzas para cuidarla y difundir su cuidado. Para ello inauguraron un apiario en el vivero municipal que recibió a 45 colonias, y desarrollarán un programa educativo abierto a la comunidad en el sector de la desembocadura del río Bío Bío, que es un santuario de la naturaleza.

Según consigna el portal Tribuna del Bío Bío, el contacto entre ambas instancias surgió para solucionar el problema que se presentaba en distintos puntos de la comuna ante la aparición de panales en viviendas de atemorizados moradores. De allí nació la alianza.

“Las abejas no son solo miel”, sentencia el dirigente de una centena de apicultores reunidos en Apiconce, Freddy Toledo Romero. Por eso, dice, tras plantear su inquietud al municipio, recibieron una buena acogida: “Esto abre el espacio que necesitamos para informar y educar a nuestros niños y adultos sobre un tema tan importante como el papel que tienen las abejas, con la polinización que permite dar continuidad a la vida del planeta. Ahora estamos implementando un contenedor que nos va a servir como laboratorio, sala de recepción a nuestras visitas y mostrar información relevante”, expresó Toledo.

Por su parte, la directora de Medio Ambiente del municipio, Andrea Aste, explicó que esta iniciativa fusiona esfuerzos de distintos programas que impulsa su dirección: “Tenemos un programa de Ecoturismo con el que traemos a muchas personas a conocer el vivero en la zona de la desembocadura del río Bío Bío y ahora sumamos el programa de Educación Ambiental con la difusión de la importancia de las abejas en la biodiversidad, la producción de oxígeno, polinización de las flores, etc. Por lo tanto, esperamos poder llegar especialmente a los niños para que nos ayuden a cuidarlas”.

No more articles