El senador Alfonso de Urresti solicitó un oficio a la Superintendencia de Medio Ambiente, que confirmó el incumplimiento de la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (ESSAL) sobre el protocolo para efectuar descargas al Lago Panguipulli.

De acuerdo a radio Bío Bío, la empresa utilizó los ductos de aguas servidas de forma ilegal. Adicionalmente, presentó defectos en su planta de tratamiento.

La estación radial sostiene que incluso el superintendente de Servicios Sanitarios, Ronald Bruna, confirmó que ESSAL no informó sobre el uso de aliviaderos de tormenta como corresponde.

Al respecto, el senador De Urresti sostuvo que “hay un problema de fondo, de la infraestructura que ellos poseen y también de una negligencia de no afrontar adecuadamente esta situación. Esperamos que los tribunales, la Superintendencia y todos los órganos fiscalizadores apliquen las máximas sanciones a esta empresa,  que lo único que están haciendo es contaminar el principal recurso turístico de la comuna de Panguipulli”.

En tanto, David Ruiz, vocero de la Red Ambiental de Panguipulli, expresó que “durante 20 días seguidos, la empresa estuvo vertiendo aguas al lago Panguipulii, claramente, los vecinos están muy preocupados y no se descarta algún tipo de movilización contra la empresa ESSAL”.

Cabe recordar que un hecho de similares características se registró en el lago Llanquihue. El alcalde de Puerto Varas, una de las comunas en la ribera del cuerpo lacustre (junto a Puerto Octay, Frutillar y Llanquihue), responsabilizó a ESSAL de verter aguas servidas en el lugar. Incluso, desde Greenpeace advirtieron sobre el daño irreparable en el segundo lago más grande del país.

Te puede interesar: Desalentador diagnóstico de Greenpeace por contaminación en lago Llanquihue: “Siempre hay un primer daño que es irreparable”

No more articles