Leopardo

Más de 120 naciones han apostado por aumentar la protección de 34 especies de animales en peligro, incluyendo a los chimpancés, los leones africanos y los tiburones ballena. La acción es el resultado de una sesión de una semana de conversaciones y debates entre más de 1.000 personas lideradas por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

La semana pasada tuvo a 129 países reunidos en Filipinas con motivo de la Convención de Especies Migratorias (CMS, por su sigla en inglés), cuya finalidad es ayudar a las naciones a tener mejores condiciones para la protección de las especies trans-fronterizas. “Si la especie se mueve por todos estos países, todo el mundo tiene que colaborar”, dijo Bradnee Chambers, secretario ejecutivo de CMS.

Por primera vez, uno de los símbolos del continente africano – la jirafa – recibirá protección en el marco de un tratado internacional. Mientras algunas poblaciones de jirafas se están expandiendo por África del sur, en general la especie está en declive en gran parte del continente, con menos de 90 mil individuos merodeando la sabana, publica IFLScience.

 

También se destacó la protección de otras especies africanas, señalando a los leones africanos, leopardos y chimpancés como las más necesitadas de protección. En la conferencia se recalcó que los chimpancés están en especial riesgo, puesto que su número ha disminuido drásticamente en los últimos años. Además se destacaron los planes para crear la Iniciativa de Carnívoros Africanos, que apunta a reforzar el apoyo para la protección no solo de los leones y los leopardos, sino también de chitas y perros salvajes.

Chimpancé adulto y cría

“Los animales migratorios juegan un rol crítico en nuestro ecosistema planetario”, dijo Theresa Mundita, directora de la Administración de Biodiversidad en Filipinas, en la conferencia del sábado. “[Estas especies] actúan como polinizadoras y control de plagas, y son una fuente de alimento y riqueza. También son una inspiración para las personas en Filipinas y el mundo”, agregó Mundita.

Los delegados votaron por incrementar la protección a tres especies de tiburón y otras tres de mantarraya, incluyendo al pez más grande del planeta, el tiburón ballena. Reconociendo el atractivo turístico de esta especie y el dinero que puede significar para Filipinas, la nación aprovechó la oportunidad de hacer lobby en torno a su protección, señala IFLS.

Además de todos estos animales, los países de la CMS decidieron aumentar la protección de 10 especies de buitres, que a pesar de la importantísima labor que cumplen en el ecosistema, también están siendo exterminados, así como la única especie de oso desértico, el gobi, especie de la cual se cuentan solo 45 individuos.

La conferencia dedicada a la protección de las especies migratorias (la más grande hasta la fecha) renueva la esperanza de que los países estén realmente interesados y abocados a proteger el mundo natural y la vida silvestre, que se desplaza dentro y fuera de sus fronteras.

El Ciudadano

No more articles