Denuncian que Japón intenta consolidar una política ballenera antártica

Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecoceanos de Chile destacó que “la imposición a la comunidad internacional del "viejo-nuevo programa de caza ballenera" del actual gobierno japonés, constituye unaamenaza para la gobernabilidad y el medio ambiente en el área Antártica y el alta mar austral, así como para losintereses estratégicos de los pueblos y Estados latinoamericanos en el sensible espacio del Tratado Antártico.

31 March, 2015 08:03
#Medio Ambiente, #Mundo

especialistasballenaslatam

A un año del histórico fallo de la Corte Internacional de Justicia contra la denominada caza “científica” de ballenas de Japón en Antártica, el senador Baldo Prokurica, junto a destacados especialistas en investigación de ballenas de América Latina, realizaron una conferencia de prensa en el ex-Congreso Nacional, para denunciar las renovadas intenciones de la nación asiática de retornar en diciembre al Océano Austral para continuar la matanza de ballenas bajo supuestos fines “científicos”.

El 31 de marzo de 2014, la Corte Internacional de Justicia de La Haya ordenó al gobierno de Japón el cierre de sus operaciones de cacería “científica” de ballenas en la Antártica. Tras concluir que el llamado JARPA II no cumplía con el propósito de investigación científica de los estatutos que rigen la Comisión Ballenera Internacional (CBI), indicó que estas matanzas violan la moratoria sobre la caza comercial de ballenas y la integridad del Santuario del Océano Austral.

El nuevo programa ballenero, denominado NEWREP-A, no sería más que una fachada para que Japón continúe lacaptura ilegal de ballenas en el Santuario del Océano Austral, afirmaron los especialistas que se encuentran reunidos en Santiago de Chile con miras a la próxima reunión del Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que se realizará en California (Estados Unidos) a fines de mayo próximo.

En dicha instancia, el gobierno de Japón buscará validar su nueva propuesta ballenera ante los miembros del Comité Científico con el objetivo de reanudar la caza de cientos de ballenas minke antártica a finales de 2015 durante al menos los próximos doce años.

Roxana Schteinbarg, coordinadora ejecutiva del Instituto de Conservación de Ballenas de Argentina, enfatizó que “la organización que represento, tiene una larga trayectoria en investigación no letal con las ballenas francas australes en la Patagonia, Argentina. Podemos afirmar justamente basados en el conocimiento adquirido a través de la ciencia, que lo que pretende el Gobierno de Japón con su nuevo programa es seguir desvirtuando la ciencia. Todo lo que necesitamos saber de las ballenas y su ecosistema lo podemos hacer utilizando técnicas no letales de estudio. Entonces no vamos a aceptar que la Comisión Ballenera Internacional valide ningún tipo de programa científico que implique la muerte de ballenas.”

Por su parte, el ex comisionado de Brasil ante la CBI, José Truda Palazzo, agregó que “es muy preocupante que una vez más la revisión de esta propuesta la hagan en reuniones cerradas donde participan muy pocos científicos del hemisferio sur y en especial de Latinoamérica, a pesar que nos vemosdirectamente afectados por los continuos intentos de Japón de matar ilegalmente las ballenas de una región estratégica para nuestros intereses como es la Antártica.”

Al respecto, el investigador y director de laFundación Promar de Costa Rica, Javier Rodríguez, agregó que “realmente es indignante ver cómo el gobierno japonés pretende evadir el claro y contundente fallo de la Corte Internacional de Justiciay esperamos que el Comité Científico haga valer su condición dentro de la CBI, rechazando esta nueva propuesta ballenera.”

En tanto Elsa Cabrera, directora ejecutiva del Centro de Conservación Cetacea de Chile afirmó que “la implementación de la nueva propuesta ballenera del gobierno de Japón, sentaría un preocupante precedente toda vez que consolidaría una política ballenera de este país en una zona donde las ballenas se encuentran protegidas de las capturas por el derecho internacional y debilitaría gravemente las medidas adoptadas por el Tratado Antártico para resguardar la paz, los principios de la investigación científica y la gobernanza del Océano Austral.”

En este sentido, Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecoceanos de Chile destacó que “la imposición a la comunidad internacional del “viejo-nuevo programa de caza ballenera” del actual gobierno japonés, constituye unaamenaza para la gobernabilidad y el medio ambiente en el área Antártica y el alta mar austral, así como para losintereses estratégicos de los pueblos y Estados latinoamericanos en el sensible espacio del Tratado Antártico. Las últimas declaraciones del primer ministro Abe sobre el tema, evidencia que las operaciones de caza no-científica de ballenas, son tan solo la punta de lanza de una estrategia expansionista de los sectores ultra nacionalistas nipones en aguas del hemisferio sur. Esto obliga a los Estados y ciudadanía Latinoamericana a modificar el actual eje de la discusión, y tratar este problema en foros regionales y espacios internacionales, más allá del estrecho ámbito de la CBI”

Los especialistas contaron con el apoyo del senador Baldo Prokurica, quien junto a un creciente número de congresistas se ha destacado por denunciar la ilegalidad de estas matanzas en el Océano Austral. Cabe recordar que en Octubre de 2014, el Senado aprobó por unanimidad un proyecto de acuerdo solicitando a la presidenta Michelle Bachelet tomar acciones contra la continuación de la matanza de ballenas en Antártica. Como resultado, en diciembre de ese mismo año el Ministerio de Relaciones Exteriores envió una nota de protesta haciendo “un ferviente llamado al Gobierno de Japón para que ponga término de inmediato a la caza de ballenas en las aguas del Océano Austral”. Respecto a lo afirmado por los especialistas en investigación no letal de ballenas, Prokurica señaló que “Esta denuncia, lo que contiene justamente es decir la verdad frente a un nuevo intento de Japón, que a través de mecanismos que ya conocemos, intenta reponer la caza de los cetáceos en la Antártica. No es cierto esta supuesta caza científica,
que hoy día no existe y que además de eso no es necesaria porque hoy tenemos tecnología para saber y conocer de sus sistemas de vida sin necesidad de matarlas. Por eso lo que queremos denunciar, estando próxima la reunión que tiene relación con estos temas, es que los demás países del Pacífico y los demás países que tienen relación con este tratado pongan ojo, pongan mano dura con un país que no ha cumplido con la resolución del máximo tribunal internacional”.

Fuente Centro de Conservación Cetacea, Centro Ecoceanos

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.