El método para convertir algas en plástico de Eric Klarenbeek & Maartje Dros

El plástico, que a menudo es producido a partir de combustibles fósiles que generan dióxido de carbono, ha dominado nuestras tiendas, hogares y vertederos durante las últimas décadas. Para amortiguar un poco este impacto, dos diseñadores holandeses proponen una alternativa ecológica que tiene como materia prima a las algas. Como informa Mental Floss, Eric Klarenbeek y Maartje Dros desarrollaron un biopolímero derivado de algas que algún día podría reemplazar al plástico derivado del petróleo.

La pareja desarrolló el material después de estudiar algas en varias instituciones en los Países Bajos durante tres años. Después de ese período fundaron un laboratorio abierto de investigación y producción de algas en la Fundación Luma en Arles, Francia.

Una vez que cultivan las algas vivas, los diseñadores las secan y procesan para hacer el material moldeable. El polímero puede procesarse en impresoras 3D especiales que producen artículos como cuencos y jarrones. Klarenbeek y Dros imaginan un futuro en el que las comunidades tengan acceso a una red de impresoras 3D de biopolímero, a las que llaman “panadería 3D”. En lugar de comprar productos que se envían a todo el mundo, los consumidores podrían ingresar a una tienda y “hornear” sus pedidos en la impresora 3D, que estaría abastecida de algas en el mismo lugar. Los diseñadores afirman que la vajilla, los botes de basura y las botellas de champú se pueden producir de esta manera.

El laboratorio de algas no solamente elimina el CO2 de la producción de plástico, sino que también purifica el aire del CO2 existente. A medida que crecen, las algas consumen el gas del agua y la atmósfera, al tiempo que expulsan oxígeno limpio.

Klarenbeek y Dros no son las primeras personas en pensar en reemplazar el plástico por algas orgánicas. El diseñador Ari Jónsson las utilizó con éxito para fabricar botellas de agua que se biodegradan con el tiempo. Sin embargo los productos del laboratorio de algas de los holandeses están hechos para durar más. El dúo planea comenzar a suministrar su biopolímero a restaurantes y empresas de catering dentro de la ciudad de Arles. En el video a continuación se puede ver el proceso para convertir las algas en envases amigables con el medio ambiente.

El Ciudadano

No more articles