Hace dos años, la Universidad de Notre Dame publicó un índice que revelaba qué naciones tenían más o menos probabilidades de verse afectadas por el cambio climático. Conocida como la Iniciativa de Adaptación Global de Notre Dame (ND-GAIN), el informe está dando vueltas en línea otra vez y sus conclusiones siguen teniendo relevancia.

Es un índice completo que mira la vulnerabilidad de cada país y su disposición a adaptarse, con factores como el estado de su infraestructura, el suministro de alimentos y sus capacidades tecnológicas; si es propenso a los desastres naturales o al levantamiento político, o si las autoridades están preparadas para las futuras crisis del cambio climático.

Los cinco primeros países que manejarían mejor la crisis del cambio climático son Dinamarca, Nueva Zelanda, Noruega, Singapur y Reino Unido, mientras los cinco más vulnerables son República Centroafricana, Chad, Eritrea, Burundi y Sudán.

Aunque el mapa elaborado por los investigadores de Eco Experts habla por sí mismo:

La escala de colores indica niveles de riesgo: el rojo representa el mayor riesgo mientras el verde más oscuro representa el menor riesgo. Imagen: University of Notre Dame/Eco Experts

No es una coincidencia que las naciones más ricas y desarrolladas en general estén mejor preparadas, mientras que ocurre lo contrario con las naciones más pobres.

Una de las peores cosas sobre el cambio climático es que los países más contaminadores suelen ser los que tienen menos probabilidades de ser afectados por las consecuencias de la contaminación. Es una realidad “moralmente repugnante”, como publica IFLScience. En parte, el acuerdo de París se creó como una forma de lograr que las naciones más ricas contribuyeran más para ayudar a los países más pobres en este contexto.

La mayor parte de los países más vulnerables se concentran en África. Imagen: University of Notre Dame/Eco Experts

Por supuesto, hay naciones ricas que de todos modos serán afectadas. Estados Unidos, por ejemplo, experimentará una crisis de refugiados por el cambio climático, desastres naturales sin precedentes y una recesión económica para el 2100, pero en comparación con África, India, Oriente Medio y Sudamérica, esto es poca cosa.

Muchas naciones africanas estarán en un estado de colapso o serán inhabitables. A diferencia de gran parte de Europa, Norteamérica o Asia Oriental, estos países tienen varios factores que intensifican el problema ambiental: las economías regulares, asentamientosa lo largo de las costas (posibilidad de inundaciones), bajas posiciones latitudinales (propensas a sequías) y, en algunos casos, situaciones políticas inestables.

Si bien este índice sólo analiza la capacidad de supervivencia a escala nacional, es importante mencionar que cuando se trata de riqueza, el mismo patrón se reproduce a nivel local. Estemos hablando de Estados Unidos o de Bangladesh, son las personas de los barrios pobres las que más sufren cuando golpea el cambio climático.

Vía IFLScience

El Ciudadano

No more articles