En la primera etapa de la extracción de los desechos que se encontraban en el barco salmonero Seikongen. Son 80 metros cúbicos de salmón descompuesto los que se han podido retirar de la nave que se encuentra naufragada desde mediados de octubre.

Las labores de extracción están siendo supervisadas por personal de la Gobernación Marítima de Castro, del ministerio de Medio Ambiente y Salud, y, además, del Servicio Nacional de Pesca y Agricultura.

Respecto del operativo, el gobernador provincial de Chiloé, René Garcés señaló que “se va a seguir con otras acciones como es el tema del combustible, poder reflotar el barco y sacarlo de aquí”.

 

No more articles