Dirigentes de varias organizaciones sociales y medioambientales convocaron a una marcha para este sábado 10 de junio (10,30 horas), en contra del proyecto Alto Maipo y la empresa Aguas Andinas. La manifestación partirá desde el frontis de la Municipalidad de Puente Alto.

Natalie Joignant, co-vocera de la Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo, señaló a la radio de la Universidad de Chile que se están realizando acciones en conjunto con organismos internacionales para denunciar a los financistas de Alto Maipo, quienes, según la co-vocera, poco a poco se han retirado de la iniciativa.

Joignat también se refirió a los aluviones y cortes de agua que se han producido desde el año pasado en Santiago, señalando que aunque los factores pueden estar desencadenados por el cambio climático, el proyecto aceleraría estos efectos: “Al dejar el río sin agua, más o menos por cien kilómetros donde el río no podrá cumplir sus funciones ambientales, el calor que ya está aumentando sin Alto Maipo (entre 12 y 4 grados) va a incrementar aún más. No sabemos cuánto, pero ya estamos viendo los efectos: aluviones y remociones en masa por deslizamiento de tierra suelta, debido a este proyecto que es nefasto”, dijo la co-vocera.

Para Joignant, la responsabilidad es de Alto Maipo y Aguas Andinas. “Hace un mes nos reunimos con el superintendente de Servicios Sanitarios, donde le advertimos el peligro que existe por la negligencia con que han actuado estas empresas. Hay remociones de tierra en masa, uso de tronaduras y una explotación en la cordillera que extrae materiales que contaminan el agua que tomamos todos”.

En tanto, Jorge Díaz, vocero de Agua y Soberanía, advirtió que este año las poblaciones de Puente Alto han sido permanentemente afectadas por cortes de agua. “No estamos dispuestos a seguir soportando que empresas criminales se coludan en contratos secretos, que ya descubrimos, nos sigan robando el agua y nos hagan correr por un litro cada vez que esta se corta”.

Por su parte, Sofía Melo, vocera de la Comunidad de San Juan en Pirque, se refirió a la iniciativa de la empresa Aguas Andinas para levantar una reserva de agua de 1,5 millones de metros cúbicos en Pirque, para asegurar el suministro de agua en la Región Metropolitana, proyecto que ya fue aprobado por la Superintendencia de Servicios Sanitarios en octubre de 2013 y que se encuentra en una fase de estudio ambiental.

Foto: Agencia Uno

Según Melo, esta iniciativa, tal como hoy está presentada, constituye un riesgo de catástrofe humanitaria y sanitaria para la Región Metropolitana: “Se quiere construir en unas terrazas fluviales que no tienen la resistencia de suelo, al menos no está comprobado que puedan soportar la cantidad de peso que se les pondrá. Esto puede generar un colapso de ellas hacia el río y, por lo tanto, un corte prolongado de agua. Nosotros hemos estudiado este proyecto y nos dimos cuenta que esto es un parche al problema porque no resuelve los cortes de agua para Santiago”.

 

 

No more articles