Un estudio realizado en conjunto por el Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (Intal) y Latinobarómetro, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estableció que el 77,58% de los chilenos se inclina por priorizar la lucha contra el cambio climático en vez del crecimiento económico.

Una contundente cifra que está en sintonía con lo que piensan los habitantes de Latinoamérica en general, donde -de acuerdo al sondeo del BID- 7 de cada 10 personas prefiere lo primero por sobre lo segundo.

El informe entrega igualmente datos respecto a la posición que tienen los ciudadanos de América Latina sobre la existencia del mismo cambio climático, considerando que hay tesis que sostienen que simplemente no habría tal proceso. En ese sentido, frente a la pregunta de si “existe el problema del cambio climático”, Chile aparece con un 61% de encuestados que se inclinan por una respuesta afirmativa, siendo Uruguay el país en donde más personas adhieren a esta tesis (87%).

“Un mensaje claro y potente a los dos candidatos presidenciales”

Matías Asun, director nacional de Greenpeace, valoró los resultados, destacando que “apenas uno de cada diez chilenos quiere crecimiento económico a cualquier costo”. En ese sentido, señaló que “está claro que una mayoría entiende que los efectos que está sufriendo el país en materia medioambiental son tan severos que prefieren optar por tasas de crecimiento más moderadas antes de arrasar con nuestro patrimonio medioambiental”.

Matías Asun

Para la ONG ambientalista, los chilenos han comprendido que los efectos del cambio climático ya no tienen que ver con cuestiones aisladas y lejanas, sino que “están viendo que sus vidas cotidianas ya están siendo afectadas”. “Sequías, incendios, aluviones, olas de calor y nevazones ya forman parte de nuestra vida habitual. Por eso es que todos los esfuerzos que se hagan para revertir esta nueva realidad son bien valoradas por la ciudadanía. Lo importante es entender que crecimiento económico y cuidado ambiental no son incompatibles”, profundizó el director de Greenpeace. Como ejemplo de esto último, mencionó el caso de HidroAysén, donde -señaló- “el país, lejos de quedar a oscuras, pudo encontrar en el desarrollo de energías renovables una nueva y potente alternativa de avance eléctrico”.

Junto con ello, Asun vinculó la noticia al proceso eleccionario que se desarrollará durante este mes en Chile, planteando que “se trata de un mensaje claro y potente a los dos candidatos presidenciales, en cuyos programas las materias medioambientales están lejos de ocupar la prioridad que deberían tener”.

El Ciudadano

No more articles