La prueba de la vacuna -según información de medios chilenos-se realizará a 180 voluntarios –niños y jóvenes– y comenzará en Santiago este lunes 21 de septiembre. El procedimiento lo efectuará el laboratorio Novartis y el Hospital Clínico de la Universidad Católica, y según sus críticos, esta vacuna produciría la enfermedad en vez de curarla, y contiene altos niveles de mercurio y metales pesados nocivos para el hombre. Sus detractores afirman que estas y otras vacunas provocan autismo, alzheimer, esclerosis múltiple, lupus e incluso la muerte.

El laboratorio suizo Novartis junto al Hospital Clínico de la UC, realizarán la prueba de esta vacuna, según apareció en varios medios de comunicación nacionales. Katia Abarca, pediatra e infectóloga del hospital -quien encabeza el estudio-, informó a Cooperativa.cl el 14 de septiembre de 2009, “los voluntarios que participarán en los ensayos serán menores y adolescentes que estén sanos y no hayan padecido la enfermedad”. La especialista señaló a este medio radial que “estas personas son pacientes habituales de la UC quienes voluntariamente accedieron a ser parte del estudio”.

En agosto de este año, Carmen Gloria Chaigneaux y un grupo de madres con hijos autistas presentaron una demanda al Estado por la existencia de grandes dosis de mercurio en un componente denominado Timerosal en vacunas para niños de 2, 4, 6, 18 meses y 4 años (16 microgramos) en cantidades por sobre lo que establece la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).  Otra madre de la comuna de Cerro Navia, denunció a un canal de televisión chileno que luego de la vacuna de los 18 meses su hijo dejó de caminar, “se puso Hipotónico” (une especie de parálisis), aseguró.

Llama la atención que sólo en Chile se realizará la prueba de esta vacuna en Latinoamérica, luego de que Argentina se negara por razones no explicitadas claramente. En este mismo país, apareció el documental Operación Pandemia que pretendió advertir a la población sobre el fraude de la Gripe Porcina, y los intereses económicos que hay detrás de la venta del medicamento Tamiflú -patentado por el laboratorio Gilead, presidido por el ex secretario de defensa estadounidense Donald Rumsfeld antes que ocupara este cargo.

¿QUÉ CONTIENEN LAS VACUNAS?

El diario británico Sunday Express descubrió que la vacuna que está utilizando Novartis contra la gripe porcina contiene mercurio, metal que ha sido vinculado por estudios con el autismo, alzheimer y la esclerosis múltiple. El doctor Richard Halvorsen, autor de La verdad sobre las vacunas, señala que “el mercurio es una de las sustancias más tóxicas conocidas por el hombre. No debería tener lugar en cualquier vacuna para cualquier persona de cualquier edad”, insistió.

Otro que denuncia los perjuicios del mercurio es Jakie Fletcher, fundador de JABS, grupo de activistas para poner de relieve los peligros de las vacunas. Señala que el mercurio “es una neurotoxina conocida. Nadie sabe qué cantidad de personas puede hacerle frente por pequeña que sea”.  Asimismo, la vacuna contiene Escualeno, relacionado a la esclerosis múltiple, artritis reumatoide y lupus. Esta sustancia fue incluida en la vacuna contra el ántrax en la guerra del Golfo Pérsico en 1991, provocando lo que se denominó el Síndrome del Golfo.

Científicos que han estudiado los planes de vacunación,  observan el incremento de comportamientos psicopáticos, crímenes y déficit de aprendizaje por los planes de vacunación masiva. La doctora Pauline Rose de Independent Nurse Practiquer, afirma que “las vacunas han hecho un desastre en el mundo al seguir los programas de vacunación”. Los homeópatas agregan que las estadísticas demuestran que los planes de vacunación  no inciden sobre el incremento o disminución de las enfermedades.

Es Australia, Suiza, Suecia y Japón dejaron de vacunar a la población. Los datos confirman que los suecos tienen 10 veces menos mortalidad por sarampión que EE.UU., que lleva 20 años vacunando. Lo más alarmante es que expertos en genética señalan que las vacunas están matando a los niños por las enfermedades que les provocan.

DENUNCIAS INTERNACIONALES

La periodista June Burgermeister este año inició un proceso legal contra la Organización Mundial de la Salud, Naciones Unidas, funcionarios gubernamentales y corporativos por negligencias en la administración de la vacuna contra la gripe aviar. Se descubrió que Baxter A G y Avir Green Hills Biotechnology de Austria produjeron y liberaron virus de la gripe aviar vivos, por lo cual Burgermeister alegó que fue un acto deliberado para causar una pandemia y obtener beneficios a costa de ella.

Cuando un científico checo analizó su vacuna estacional de la gripe, encontró que contenía virus H5N1 y H3N2 vivos. Los cargos de los que acusa Burgerneister son entre otros la evidencia de que Baxter distribuyó deliberadamente 72 kilos de virus de la gripe aviar vivos, en sus vacunas suministradas por la OMS en el invierno de 2009 (a principios de este año).

La acusación de la periodista no se detiene ahí, se dirige además hacia el plan de vacunación que se está preparando desde Estados Unidos. Se trataría de bioterrorismo con el fin de llevar a cabo un genocidio en masa contra la población de los EE.UU. mediante el uso de la ingeniería genética para crear una pandemia de gripe de virus con la intención de causar la muerte.

Los principales involucrados serían Barack Obama, Presidente de los EE.UU., David Nabarro, Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas para la Gripe, Margaret Chan, Directora General de la OMS, Kathleen Sibelius, Secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Janet Napolitano, Secretario del Departamento de Seguridad Interior, David de Rotschild, banquero, David Rockefeller, banquero, George Soros, banquero, Werner Faymann, Canciller de Austria, y Alois Stoger, ministro de Salud de Austria.

Las acusaciones sostienen que -junto a las empresas farmacéuticas Baxter y Novartis- hicieron esto por bioingeniería y liberaron agentes biológicos letales, en particular la “gripe aviar” y el virus de la “gripe porcina” con el fin de tener un pretexto para poner en marcha un programa de vacunación en masa forzado que sería el medio de la administración de un agente biológico tóxico para causar la muerte y lesiones a la población de los EE.UU. Esta acción constituye una violación directa sobre las armas biológicas de la Ley contra el terrorismo.

Links de interés:

Operación Pandemia: http://www.youtube.com/watch?v=gKwk8Kq8QXA

La verdad sobre la vacunación: http://video.google.com/

Juan Andrés Salfate: http://www.youtube.com/watch?v=kThs572bPuE

Por Francisco Luna Solar

El Ciudadano

No more articles