Durante los próximos dos años, el centenario zoológico de Buenas Aires trabajará para transformar sus dependencias en un parque ecológico. Ya cerró sus puertas para el público y reabriría en 2019.

Según se destacó, los trabajos recuperarían algunos edificios históricos del predio, además de construir mayor espacio para áreas verdes. Por su parte, los animales serían reubicados en otras zonas de las 18 hectáreas del terreno.

Las novedades son fruto de la movilización del mundo animalista, quienes se movilizaron contra la concesión privada que operaba hasta 2016, cuestión que fue atendida por la Gobernación de Buenos Aires.

Incluso, la iniciativa tiene en perspectiva volverse en 2023 un centro de investigación y educación para la biodiversidad.

No more articles