Carlos “Mono” Sánchez se lleva las dos gaviotas: el triunfo del humor noventero

Se llevó las dos gaviotas –plata y oro–, las recibió con los ojos vidriosos, agradeció al público, a la producción y besó el anillo a distancia, porque le dedicó su exitoso paso por Viña a Don Francisco.

23 February, 2017 02:02
#Chile, #Humor, #Medios, #Portada

Captura de pantalla 2017-02-23 a la(s) 1.31.34

A la 1.17 am salió al escenario el humorista colombiano Carlos «Mono» Sánchez, luego de la maratónica presentación de Isabel Pantoja, quien se llevó hasta una gaviota de platino bajo el brazo. El show del comediante comenzó con el sonido de un helicóptero y el desarrollo de su rutina dio para pensar que cayó desde el aparato en una profunda fosa de humor noventero.

Problemas en el matrimonio, estereotipos de mujeres y hombres, examen de próstata, amantes, maridos borrachos llegando a la casa, peos, tíos amanerados, tamaño de los sostenes, conquista de «mujeres bonitas» y más peos… estos fueron algunos de los ingredientes del cóctel preparado por el «Mono» Sánchez, criticado en redes sociales y aplaudido en la Quinta Vergara, quizá por la asistencia mayoritaria de un público adulto, atraído por la cantante española.

Se llevó las dos gaviotas –plata y oro–, las recibió con los ojos vidriosos, agradeció al público, a la producción y besó el anillo a distancia, porque le dedicó su exitoso paso por Viña a Don Francisco.

«Nos podemos reír sin vulgaridades», dijo el humorista al recibir el pack de aves metálicas. «No me gusta vulgarizar el escenario», había dicho en los primeros pasajes de su rutina. Afirmaciones discutibles para algunos, considerando su insistencia en los gases intestinales, ya sea en un avión o ascensor; caminando solo o con amigos… A esto habría que añadir el sexismo que, por momentos, dominó sus chistes, cargados de estereotipos sobre las mujeres y realzando el papel dominante de los hombres en las relaciones de pareja heterosexuales.

Pero el humor noventero gustó en el escenario viñamarino, sino pregúntenle a José Miguel Viñuela, cuya risotada parecía contratada por el «Mono» Sánchez. Uno de los mejores chistes de la noche fue cuando vio a su compatriota Maluma y le echó una talla achacándole la canción Ginza («Si necesita reggaeton dale…»), cuando en realidad se trata de un tema de otro colombiano, J Balvin, quien dirá presente la noche del cierre.

El Ciudadano
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.