El Colegio de Periodistas de Chile se refirió este miércoles a la portada que el día martes publicó en su edición de papel el matutino nacional Publimetro, filial del grupo sueco Metro Internacional. En esta, se mostraban los nombres de diversas ciudades de regiones, con la afirmación de ser lugares donde “no trabajar”, “no estudiar”, “no visitar”, “no vivir”, sin información ni contexto alguno que permitiera al lector formarse una idea del origen de tales afirmaciones.

La organización relevó, en primer lugar, “el derecho de todo medio de comunicación a buscar mecanismos novedosos que llamen la atención de los lectores, con el fin de incentivarles a recurrir a sus contenidos”.  En ese sentido, expresó que “tal es parte del ejercicio de la libertad de expresión y prensa”.

Sin embargo, el colegio llamó “a asumir la responsabilidad que tiene la prensa en particular en la construcción social, sin tender al menoscabo de ninguna persona o grupo en particular”.

Esto, indicaron, es coherente con lo que el propio Código de Ética institucional señala en su artículo primero: “El ejercicio del periodismo no propicia ni da cabida a discriminaciones ideológicas, religiosas, de clase, raza, género, discapacidad en todas sus formas, ni de ningún otro tipo, que lleven a la ofensa o menoscabo de persona alguna, o atenten contra la veracidad de los acontecimientos”.

En este sentido, al no entregar Publimetro información de contexto en la propia portada que permitiera comprender el origen de las categorizaciones, en este caso el informe “Barómetro Imagen Ciudad”, se entienden como opiniones del propio medio de comunicación. Incluso se tergiversa el estudio, que aborda las visiones específicas de los entrevistados lo cual no es necesariamente proyectable a afirmaciones como las publicadas.

Más aún, el propio artículo no aborda la metodología utilizada, el universo, las preguntas realizadas, con el fin de que los lectores se formen su propia opinión al respecto. Materia relevante en las últimas semanas producto del foco ciudadano que se ha puesto sobre la fiabilidad de las encuestas y estudios de opinión.

“La información tal como fue planteada, generó una genuina molestia entre los habitantes de las ciudades mencionadas, no necesariamente por los resultados del estudio sino por la forma en que estos fueron desplegados en el medio, principalmente en la mencionada portada” señaló el Colegio de Periodistas.

No more articles