Como un hecho “insólito” calificó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) la decisión del Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria (Conar) de acoger a tramitación un reclamo contra el afiche difusor del X Festival Internacional de Cine Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual e Intersexual (Cine-Movilh), que viene desarrollándose desde el pasado 16 de octubre y que se extenderá hasta el 24 de noviembre en Santiago y regiones.

El reclamo de una persona identificada como Claudia Martinich, acusa al afiche de “un uso injustificado y abusivo de este tipo de preferencias sexuales, lo que atenta contra el respeto a las personas y en particular de los menores de edad”. En ese mismo sentido, la denunciante añade que la imagen violenta el artículo 23 del Código de Ética Publicitaria, donde se indica que “la publicidad exclusiva para adultos no debe ser difundida o exhibida en ningún lugar (…) al cual puedan acceder libremente los menores de edad”.

En una carta dirigida al Movilh, el secretario ejecutivo del Conar, el abogado Rodrigo Núñez Arenas, señaló que su institución acogió a tramitación el reclamo porque “se explica por sí mismo”, argumentando que “presenta méritos suficientes” y que “se refiere a una materia relacionada con la ética publicitaria”.

“No podíamos creer lo que estamos leyendo. Desde hace una década que no se levantaban sospechas de este tipo contra actividades desarrolladas por el movimiento LGBTI. Esto es volver a la época de las cavernas. Sospechar que el afiche de un festival de cine atenta contra la ética publicitaria, los derechos de los menores de edad, abusa de la ‘promoción’ de las preferencias sexuales y suponer que la pieza debe ser exclusiva para mayores de edad sólo porque aborda temas LGBTI, es una muestra repudiable de homofobia que no puede ser tolerada en la actualidad”, sostuvo el presidente del Movilh, Ramón Gómez.

El dirigente detalló que apenas recibieron la carta solicitaron a Núñez una aclaración respecto a cuáles eran los “méritos suficientes” para suponer que el reclamo merecía ser atendido, ante lo cual -asegura el Movilh- el secretario ejecutivo del Conar “se ha negado a dar razones”.

“Es vergonzoso que una institución como el Conar tome literalmente partido en este tema, al considerar que la temática LGBTI de un afiche es sospechosa de abuso de menores, es exclusiva para mayores de edad y/o violenta la ética publicitaria. Jamás la publicidad de un festival de cine en Chile ha sido atacada de esta manera tan odiosa y aberrante”, criticó Ramón Gómez.

En ese sentido, el Movilh apuntó que “más grave que el reclamo de una persona, es la manera cómo el Conar ha abordado este tema, lo cual se aleja notoriamente de los fines y objetivos que dice perseguir como institución”. En ese contexto es que la organización ya solicitó una reunión con Núñez a la brevedad, en la que participe el presidente y el directorio del Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria.

No more articles