La llamada por occidente “oposición siria” acordó comenzar negociaciones con el Gobierno sirio “sin ninguna condición previa” después de que Rusia, Turquía e Irán lanzaran en la ciudad rusa de Sochi un nuevo proceso de paz.

La Coalición Nacional Siria (Cnfros), alianza opositora siria que en los últimos siete años intentó ocupar el Gobierno sirio por las armas con el apoyo de Estados Unidos, se reunió hasta este jueves en Riad, capital de Arabia Saudí.

El comunicado final del encuentro, del que participaron 140 miembros, señala que el objetivo es “unificar las fuerzas de la revolución y la oposición en torno a una visión común sobre una solución política” y no armada.

El texto, que se difundió a la prensa en Riad, fue aprobado por los integrantes de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), que representó a los opositores en rondas anteriores de las negociaciones auspiciadas por la ONU.

El Cnfros insistió en que Bashar al Assad debería dejar el poder y reiteraron su lema de que en Siria “no hay lugar para Al Assad y su círculo”, pero esta posición ya fue descartada no sólo por Siria, Rusia y sus aliados, sino también asumida por occidente como parte de la derrota.

Los presidentes de Rusia, Turquía e Irán acordaron este miércoles lanzar un nuevo proceso de paz para Siria al considerar que la derrota del Estado Islámico (Daesh) es inminente, al igual que otros grupos armados que occidente denominó “rebeldes” pero que son el brazo armado de la estrategia finalmente derrotada de Estados Unidos.

Antes del encuentro de Sochi, Vladimir Putin consideró que con las últimas acciones militares de la alianza entre Siria, Rusia, Irán y el apoyo de Turquía, “se ha dado un golpe decisivo contra los yihadistas y ha surgido una oportunidad real de poner fin a muchos años de guerra civil”.

El mandatario ruso agregó que “ahora se puede constatar con seguridad que hemos entrado en una nueva etapa, que abre la posibilidad de abordar un proceso de arreglo político”.

En ese sentido, en los últimos días, Putin informó de su iniciativa a líderes mundiales y de la región para lograr apoyo para un “congreso para el diálogo nacional que busca conservar la soberanía, la independencia, la integridad territorial de Siria”.

No more articles