El Ejercito sirio arrebató este sábado el campo de petróleo Al Teem, que estaba controlado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y se situó a unos cuatro kilómetros del aeropuerto militar de Deir al Zur, al noreste de Siria, controlado por sus tropas, pero rodeado por los extremistas, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Con este nuevo avance, las fuerzas gubernamentales, que cuentan con el respaldo de los aviones rusos, se han hecho con el control de la carretera que une las ciudades de Deir al Zur y Al Mayadín. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, en estos enfrentamientos murieron 62 combatientes del EI y 14 soldados del Ejército sirio.

Deir al Zur, capital de la provincia homónima, es uno de los últimos feudos del Estado Islámico en Siria, después de que la organización radical haya perdido parte de sus dominios en la “capital” de su califato, Al Raqa.

El pasado día 5, el Ejército abrió un corredor durante su ofensiva para levantar el cerco impuesto por los yihadistas a los barrios controlados por las autoridades en Deir al Zur. En este sentido la ONG indicó que continúan los choques en las zonas del sureste y suroeste de la ciudad, por donde las fuerzas del régimen intentan avanzar bajo intenso fuego yihadista.

El Observatorio agregó que los hombres armados leales al presidente sirio, Bachar al Asad, están logrando avances en la zona de Al Maqaber, que está siendo bombardeada por la aviación y de la cual se espera poder tomar el control durante los próximos días.

No more articles