El líder del movimiento Hamás, Jalil Al Hayah, señaló hoy que ninguna facción palestina puede lanzar una guerra contra Israel unilateralmente, tras el pacto de reconciliación alcanzado entre los islamistas y el nacionalista Al Fatah esta semana.

“Ninguna facción o grupo armado palestino tiene derecho a lanzar una guerra contra la ocupación (Israel). La decisión de guerra o de paz debe estar unificada, cuando todas las facciones estén en la Organización Nacional Palestina (OLP), el Consejo Nacional Palestino (CNP) o en un sólo régimen”, declaró Al Hayah a la televisión local de Hamás, donde trató el proceso de reconciliación política.

Las dos principales facciones palestinas firmaron el jueves un acuerdo de reconciliación en El Cairo para poner fin a una década de división, con gobiernos paralelos en Gaza y Cisjordania desde que Hamás expulsara de la Franja en 2007 a las fuerzas leales a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), dominada por Al Fatah.

En virtud del pacto, la ANP ha tomado el control administrativo del enclave costero y se han comprometido a celebrar elecciones generales, aunque todavía quedan medidas por consensuar para materializar un único Gobierno.

El periódico árabe con sede en Londres Asharq Alawsat informó hoy de que Hamás y la formación encabezada por el presidente Mahmud Abás han acordado evitar cualquier agresión, lanzamiento de misiles o acciones diplomáticas contra Israel para posibilitar el desarrollo de los acuerdos de reconciliación.

Egipto, mediador del pacto que continúa la senda del firmado en 2011 (que no logró hacerse efectivo), ha emplazado a todas las facciones palestinas a otro encuentro en El Cairo el próximo 21 de noviembre para continuar con el acercamiento.

Hamás no forma parte de la OLP, organismo que representa a todos los palestinos en el mundo, pero el actual proceso de reconciliación abre la puerta a su integración que ya se puso sobre la mesa con anteriores intentos de acercamiento que finalmente fracasaron.

En la foto, el miembro palestino del comité central de Al Fatah, Azam al-Ahmed (derecha), y el líder del movimiento islamista Hamás, Saleh al Aruri (izquierda), se saludan tras la firma de un acuerdo en El Cairo, Egipto, donde ratificzaron su compromiso de completar la reconciliación y acabar con la división que separa a ambas facciones desde 2007.

No more articles