El representante de la República Islámica de Irán ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru., denunció este sábado que las mujeres y los niños son las principales víctimas del terrorismo, la ocupación y las invasiones extranjeras.

El diplomático alertó que grupos terroristas como el autodenominado Estado islámico (Daesh, por su sigla en árabe), Boko Haram y Al-Shabab, muestran formas de extrema violencia particularmente hacia mujeres y niños.

“En muchos conflictos, especialmente en el Oriente Medio, las mujeres han sido y continúan siendo las principales víctimas de la violencia sexual a gran escala (…). Las acciones cometidas por grupos terroristas (…) muestran las formas más extremas de tal violencia, que se dirige especialmente contra mujeres y niños”, aseguró Joshru.

El representante instó al órgano a discutir las verdaderas causas detrás de la proliferación del terrorismo, pues al abstenerse de debatir sobre el papel de quienes tienen la responsabilidad principal, “crean un caldo de cultivo” para estas organizaciones. Afirma que parece que prefieren discutir los síntomas y no las causas.

“Es ingenuo suponer que con la desaparición física de Daesh en Irak y Siria, se embargarían sus atrocidades contra civiles inocentes, especialmente mujeres y niños. De hecho, han integrado esas terribles prácticas en su ideología takfirí, una ideología destructiva de odio y exclusión, reforzada por redes en todo el mundo”, aseveró.

Por otro lado, aseguró que las sanciones unilaterales impuestas por el gobierno estadounidense de Donald Trump, a su país son “una violación de los derechos humanos del pueblo iraní, a su desarrollo y un socavamiento del papel constructivo de la sociedad civil iraní y su participación en la sociedad”.

No more articles