Al menos una persona ha muerto y otras diez han resultado heridas en la madrugada de este lunes después de que una furgoneta las embistiera cerca de la mezquita Finsbury, que se encuentra en el parque de Londres que lleva el mismo nombre, informa la Policía Metropolitana de la capital británica.

Mientras ocho heridos fueron trasladados a varios hospitales capitalinos, otros dos recibieron atención médica en el lugar de los hechos. El Consejo Musulmán del Reino Unido indicó que el vehículo embistió a fieles que salían de la mezquita.

El conductor de la furgoneta es un hombre de 48 años que fue reducido por la gente en el lugar del accidente, después de lo cual fue arrestado por la Policía. Según los agentes, el agresor será sometido a una evaluación de salud mental. De momento, no se informa de otros posibles sospechosos vinculados al atropello, aunque la Policía sigue investigando el caso.

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, ha indicado que la Policía está tratando el incidente de la furgoneta “como un posible ataque terrorista” y anunció la convocatoria de una reunión de emergencia la mañana de este lunes. “Todos mis pensamientos están con las víctimas, sus familias y los servicios de emergencia en el lugar”, ha expresado sus condolencias la primera ministra británica.

El departamento antiterrorista de la Policía británica ha declarado que en el ataque en la mezquita en Finsbury Park hay “señales distintivas de acto terrorista”.

Tras reportarse el accidente, agentes de policías y miembros de los servicios de emergencia han acudido al lugar de los hechos. La zona del accidente ha sido acordonada.

El atropello visto por los testigos
Testigos citados por el diario ‘The Evening Standart’ afirman que el hombre que iba dentro del vehículo saltó fuera blandiendo un cuchillo. Según diversos medios, al menos una persona fue apuñalada por el agresor.

Testimonios recabados por la radio LBC señalan que la furgoneta se acercó “lentamente” y “aceleró de forma intencionada hacia un café situado junto a una mezquita”. “Vi muchas personas gritando”, dijo a Sky News Cynthia Vanzella, que pudo ver “por lo menos dos personas en el suelo, inmóviles, a las que hacían masaje cardíaco”. “Había gente sentada en el suelo con la cabeza entre las manos”, recuerda.

“Ataque cobarde”
Despúes del atropello, los servicios de emergencia británicos lanzaron una investigación para esclarecer este “incidente grave” en Finsbury Park, como lo calificó el alcalde de Londres, Sadiq Khan, en su cuenta de Twitter.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con aquellos que han resultado ser heridos y afectados por este cobarde ataque en el área del parque Finsbury, muchas víctimas están tendidas en el suelo”, escribió el presidente de la mezquita Finsbury, Mohammed Kozbar, en su cuenta de Twitter tras el accidente.

Londres, en la mira del terrorismo
En los últimos meses la capital británica es escenario de una gran confusión por el artopello de peatones.

El 3 de junio una camioneta arremetió contra peatones en el Puente de Londres y ha dejado al menos 7 personas muertas mietras que otras 50 han resultado heridas. Las autoridades del Reino Unido tachó lo sucedido de ataque terrorista.
El 22 de marzo un atentado sacudió Londres. Dos graves ataques, uno con un cuchillo y otro con coche que atropelló a varias personas en el puente de Westminster, dejaron un saldo provisional de cinco muertos y al menos 40 heridos.

FUENTE: RT

No more articles