El servicio de seguridad de Reino Unido, el MI5, ha frustrado un atentado contra la primera ministra Theresa May. Sobre esto informa The Telegraph citando a Andrew Parker, el jefe del MI5.

Según trascendió, el ataque involucraba la detonación de un dispositivo explosivo improvisado a las puertas del número 10 de Downing Street, la residencia oficial de la jefa del Gobierno. Según Daily Star, el plan también habría incluido chalecos suicidas, armas blancas y gas pimienta.

Dos hombres de 20 y 21 años han sido arrestados bajo sospecha de preparar el atentado; uno de ellos fue atrapado por presuntamente portar dos bombas caseras, y el otro fue acusado de intentar unirse al Estado Islámico. No ha trascendido la fecha para la cual se planeaba el ataque.

Hablando ante miembros del Gobierno este martes, Parker reveló además que la Inteligencia británica ha frustrado nueve complots terroristas en los últimos 12 meses, y 22 en los últimos cuatro años. Por su parte, May agradeció al MI5 por su “incansable trabajo” de proteger al Reino Unido del terrorismo.

El servicio de seguridad ha establecido el nivel de terror en el país como “severo” (el cuarto nivel en una escala de cinco), lo que significa que un ataque terrorista es “altamente probable”. Entre marzo y junio del presente año, las ciudades británicas de Londres y Manchester sufrieron cuatro ataques que resultaron en un total de 36 personas fallecidas y unos 200 heridos.

No more articles