El presidente ruso, Vladímir Putin, acudió este domingo a votar en los comicios municipales en Moscú, sin desvelar si se presentará a la reelección en las presidenciales de marzo de 2018.

Putin depositó su papeleta en el centro de votación situado en el edificio de la Academia de Ciencias, en unos comicios en los que están llamados a votar unos 46 millones de rusos, casi la mitad del electorado nacional.

Aunque se negó a desvelar a quién apoyó con su sufragio, aseguró que estudió detenidamente las biografías de todos los candidatos, por lo que su decisión fue “sopesada”.

Pese a que sólo faltan seis meses para los comicios presidenciales, el jefe del Kremlin mantiene la intriga de si presentará su candidatura, lo que da por hecho la práctica totalidad de los analistas. Ante las insistentes preguntas de la prensa, Putin siempre responde que aún es prematuro anunciar su decisión y recomienda al resto de funcionarios que se olvide de las elecciones y se dedique a trabajar.

Según una encuesta del Centro Ruso de Estudios de la Opinión Pública (VTSIOM, en sus siglas en ruso), un 66 % de los ciudadanos votaría a Putin si las presidenciales se celebraran hoy.

Por el momento, sólo dos políticos han expresado su intención de participar en las presidenciales: el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski y el liberal Grigori Yavlinski. En cuanto al líder de la oposición extraparlamentaria, Alexéi Navalni, en principio no puede participar al tener antecedentes penales, aunque él ha recurrido ante la Justicia, tanto rusa como europea.

En caso de victoria en las elecciones, que han sido aplazadas hasta el 18 de marzo para hacerlas coincidir con el cuarto aniversario de la anexión de Crimea, Putin gobernaría hasta 2024, ya que desde la reforma constitucional el mandato presidencial se ha prolongado de cuatro a seis años.

No more articles